Caso 'Facturas'

La exsecretaria del Patronato Turismo asegura que se falsificó su firma

La exsecretaria del Patronato Turismo asegura que se falsificó su firma

"Es el vicepresidente el que tiene la iniciativa", ha dicho en referencia a Luis Pérez Montoya, también procesado en el denominado caso 'Facturas'

EUROPA PRESS

La exsecretaria del Patronato Provincial de Turismo bajo mandato del PSOE, Teresa González, ha negado este lunes que la firma con la que se dio el conforme a la mayor parte de las facturas presuntamente falsas por las que está siendo juzgada sea suya y ha asegurado que ella no llevaba la "iniciativa" para la contratación de bienes y servicios por parte de este organismo.

"Es el vicepresidente el que tiene la iniciativa", ha dicho en referencia a Luis Pérez Montoya, también procesado en el denominado caso 'Facturas', para añadir que los informes jurídicos emitidos para esas contrataciones eran también "a propuesta" de él y que daba el conforme a las facturas después de que este le dijera "que eran correctas, en unos sí y en otros, no". "No detecté que no eran reales ni que los funcionarios que figuraban no habían viajado porque te llega una factura y tu le das presunción de validez", ha dicho.

González, quien se enfrenta a nueve años y diez meses de cárcel acusada de urdir un "plan" junto a Pérez Montoya "por el que se habrían apropiado de más de 763.000 euros de fondos públicos mediante facturación supuestamente falsa por servicios que no se prestaban o bienes que no se entregaban y el uso del anticipo de caja fija, ha basado su defensa en afirmar que no era su cometido "fiscalizar" si los servicios se prestaban o los bienes que se entregaban sino dar el conforme a las facturas si estas cumplían los requisitos legales y correspondían al plan de promoción aprobado por los órganos colegiados.

En este punto, ha señalado que, de las 99 facturas "no reales" que el fiscal dice provienen de la agencia de viajes 'Leitour', cuyos dos administradores son juzgados, solo en nueve "la firma que figura corresponde con la mía" y ha apuntado, frente a lo que obra en autos, que "recuerdo perfectamente haberlo manifestado en instrucción". Ha remarcado, en esta línea, que ella no "llevaba la contabilidad" y que, por tanto, "no le pareció raro" que la facturación de esta mercantil fuera "muy superior" a la de las otras agencias.

Ha negado, asimismo, amistad con los empresarios encausados, pese a que en el procedimiento hay constancia de una relación telefónica "fluida" y que "concertase" con estos, como así lo manifestaron en instrucción, qué debían hacer constar en estas facturas al tiempo que ha remarcado que ella "ni sabía de facturación falsa ni se las inventó", volviendo de nuevo a fijar la atención en Pérez Montoya.

Sobre los viajes de carácter personal a San Francisco, Nueva York, Londres o Madrid que el Ministerio Público asegura realizó con fondos públicos, ha trasladado que "todos" los pagó ella y para justificar que no haya rastro de esto, ha señalado que lo hizo "en efectivo". "Si Leitour dice que esos viajes se pagaron desde el Patronato, no tengo explicación de porqué lo dicen pero si es verdad que muchos billetes los he gestionado yo y los importes no coinciden", ha apuntillado.

González, quien continuará declarando este martes a preguntas de las defensas, ha achacado a la "causalidad" el que se coincidiese el acusado Juan Antonio Bisbal en algunos de esos destinos como el balneario de Archena (Murcia) si bien el fiscal le ha recordado que la habitación donde se hospedó figuraba a nombre de este, quien a su vez acudió con su esposa.

La exsecretaria, quien según el fiscal ha incurrido en "numerosas contradicciones" con respecto a lo manifestado en el juzgado instructor, ha vuelto a apuntar a Pérez Montoya al hablar de las facturas de 'Autocares Blanco y Rodríguez' "que son de Adra como él, que me dijo que se habían hecho los itinerarios turísticos". "Sí lo dice él, no lo pones en duda", ha apuntillado.

Anticipo de caja fija

Con respecto al anticipo de caja fija, de cuya cuenta ha reconocido ser la "única habilitada" y con acceso a la tarjeta de crédito asociada, y de la que, según el Ministerio Público se habrían detraído fraudulentamente 73.000 euros, ha asegurado que para pagar "yo siempre llamaba a Luis Pérez, quien me decía quien había comido y por qué motivo".

Sobre el hecho de que se imputaban comidas al gerente del patronato con cargo a esa tarjeta cuando solo la tenía ella, ha explicado que ella pasaba después por los restaurantes a pagarlas aunque no ha podido explicar cómo lo hizo en el caso de las que celebraron en Madrid, las siete "imputadas" al gerente "pero pagadas con su propia tarjeta personal" o los pagos con la tarjeta del anticipo de caja fija de gasolina en días festivos. "No lo recuerdo" ha sido su respuesta aunque el fiscal ha recordado que constan 378 comidas por importe de 65.000 euros que los gerentes que pasaron por el órgano aseguran no haber realizado.

"¿Cómo fue usted capaz de controlar el gasto de siete euros en una caja de bombones que le afeó a un trabajador y no fue capaz de controlar 75.000 euros", le ha preguntado el Ministerio Público, a lo que ella ha contestado: "puede haber errores pero todos estos gastos eran fiscalizados por la intervención".

Por otro lado, González ha reconocido que "ordenó" al peón del Patronato de Turismo la destrucción de documentos --también se le imputa infidelidad en la custodia-- pero lo ha achacado a un "expurgo de fotocopias". "Nunca he destruido nada porque los originales los tiene Intervención. Se contrataba de verdad. Tengo esa certeza por así me lo decía el vicepresidente", ha añadido.

20.000 euros de fondos públicos en su cuenta

Para concluir con el interrogatorio del fiscal, ha intentado explicar la presencia de 20.000 euros en su cuenta personal, supuestamente para los gastos de una Feria Internacional de Turismo (Fitur) en Madrid, y la existencia de dos facturas supuestamente falsas para "justificar la no devolución de casi 5.000 euros" que habrían servido para, entre otros fines, regularizar descubiertos en sus cuentas personales.

González se ha negado a contestar a las preguntas del abogado de la Diputación Provincial, quien ejerce la acusación particular, alegando "inquina personal" por parte de este hacía su persona aunque ha formulado algunas de las preguntas como la que apunta a que relegó a un despacho sola y sin ordenador a la jefa de negociado, a quien le habría cortado el acceso al programa de contabilidad y prohibido a sus compañeros que contactasen con ella, la que señala que en las facturas conformadas con una firma que no es la suya sí aparece un sello "solo usado por ella y bajo llave" o la que interpela sobre el porqué Diputación pagaba la línea móvil de Juan Antonio Bisbal.

Según el fiscal, para ejecutar el plan presuntamente urdido, Pérez Montoya dictó "en múltiples ocasiones" resoluciones previo informe favorable de González Rivera "acordando la contratación de bienes o de servicios con conocimiento de que no se iban a prestar pero sí a pagar por el Patronato". Así, cuando las facturas eran remitidas por los supuestos proveedores, el primero estampaba un sello con su nombre y cargo mientras que la segunda hacía lo propio con un sello con la palabra 'conforme' haciendo constar "mendazmente" que era un servicio prestado al Patronato y acordando su pago.

Con respecto al anticipo de caja fija, afirma que ambos "decidieron" justificar gastos privados de ellos y de otras personas como gastos de la actividad propia del Patronato" y que supuestamente aportaron hasta diciembre de 2010 un total de 697 tickets o facturas "en su gran mayoría correspondientes a gastos de restauración que no se correspondían a gastos efectuados en el desarrollo de la actividad propia del Patronato de Turismo".

Al margen de la pena privativa de libertad, González se enfrenta a la inhabilitación absoluta por 24 años y seis meses y multa de 12 meses con una cuota diaria de 12 euros. En concepto de responsabilidad civil, solicita, en solidaridad con algunos otros acusados, que indemnice a la Diputación con 769.134,74 euros.

 

Fotos

Vídeos