Esteban: «Esto no va de darle más proyección a nadie. Es una vendetta»

El portavoz de IU en el Ayuntamiento, Rafael Esteban./IDEAL
El portavoz de IU en el Ayuntamiento, Rafael Esteban. / IDEAL

El portavoz de IU acusa a la dirección de su partido en la capital de crear una «falacia» para ocultar su verdad: «No perdonan que apoyase al otro candidato»

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESOALMERÍA

El portavoz del Grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Almería, Rafael Esteban, está indignado y, por qué no decirlo, también dolido a propósito de los últimos acontecimientos que le han colocado involuntariamente en el ojo del huracán mediático después de que la dirección de su partido en la capital decidiera sustituirle en la portavocía por su compañera Amalia Román.

Un asunto que está causando una honda herida en el seno de IU en Almería tras la negativa del propio Esteban a acceder a dejar el puesto y que amenaza en el futuro con desbaratar parte de las aspiraciones electorales del partido en los próximos comicios de mayo. El también funcionario cree que nada de lo que se está diciendo se ajusta a la realidad. Accede a hablar con IDEAL después de levantarse con un titular para él buscado por la dirección de su partido de manera «torticera». La asamblea había ratificado el miércoles la determinación tomada antes por el consejo local: la mayoría de militantes había decidido que era el tiempo de Román, que Esteban debía degradarse hasta el final de la Corporación por el bien de la organización y para darle el último impulso público a la futura candidata.

Para él, «todo es una falacia creada por la dirección actual». «Esto no va de darle proyección a nadie como están diciendo, sino que es una vendetta personal contra mí por haber apoyado al otro candidato», aclara Esteban, que cree firmemente (y así lo dijo en la bronca reunión) que la coordinadora local predominante ha usado de manera «deshonesta» la buena voluntad de la militancia para darle oficialidad «a una decisión que han tomado cuatro en 'petit comité'». El otrora concejal de Cultura en tiempos de Martínez Cabrejas, opina que la clave de todo los movimientos que le han puesto en el alero está en una fotografía que se hizo justo el día anterior a la celebración de las primarias. Frente a los medios posó junto a Rodrigo González, a la postre el candidato perdedor de un proceso que convirtió a Román en lo más alto de la candidatura de IU a las próximas municipales.

Esteban es claro al respecto: «Todo es mentira, aquí lo que pasa es que no perdonan que yo apoyase a Rodrigo, y lo demás es una gran falacia que consiste en ocultar una simple revancha personal en un decisión orgánica apoyada supuestamente por una mayoría ante la que se me presenta como un indisciplinado», señala el protagonista de estas líneas, que «a estas alturas» y después de dar su «vida por el partido» dice tener la conciencia muy tranquila.

«Todo el mundo me conoce»

Rafael Esteban lleva vinculado a la vida institucional desde el año 1995 y ha gastado media vida militando en Izquierda Unida. De ahí que sea contundente al decir que a poca gente puede engañar ya: «Todo el mundo me conoce», contextualiza, antes de salir al paso de otras de las «incoherencias» que encierra a su juicio la motivación del consejo de 'moverle' de la silla.

«Están diciendo que todo es un proceso natural en el cual toca ahora darle una supuesta proyección a una persona que lleva 3,5 años siendo concejala, y no precisamente en un grupo numeroso pues estamos solo dos», subraya el portavoz, que a continuación enumera en qué áreas tiene competencia exclusiva Román: «Lleva Políticas Sociales, Fomento con todas las concesiones, Personal, Movilidad, Policía Local, Alcaldía, el Plan Urban, Interalmería, Turismo y Deportes. Es decir todo menos Urbanismo y Hacienda», señala con cierta indignación. Y pregunta: «¿Quien ahora puede decir que yo tapo a nadie. La concejala lo tiene todo para darse visibilidad, por lo que esto no es más que una vendetta de una dirección sectaria que ha creado un problema donde desde luego no lo había», insiste.

El recurso al comité provincial

Pero sobre todo Esteban se muestra decepcionado de cómo ha actuado la coordinadora local dándole carácter orgánico a una decisión «de parte». «Todo lo han hecho de forma deshonesta pues lo que dicen los estatutos es que estas cuestiones se deben decidir en el seno de los grupos y a mí nunca me han consultado. Han querido pasar por encima del criterio del portavoz de la agrupación más importante de la provincia, y encima ocultando información clave a la militancia», afea.

Este almeriense lamenta que tuviera que ser él en la asamblea del pasado miércoles quien informase a los miembros de la misma de que el cambio de portavocía no podía votarse por el simple hecho de que él mismo lo había recurrido al comité provincial del partido después de la reunión del consejo. «Este detalle de peso fue ocultado a la militancia de manera consciente para que se votase, lo que es una irresponsabilidad gravísima y un error político», dijo, acusando por último a la dirección de IU de actuar como «kamikazes» pues cree que ellos mismos «se están cargando a la candidata con sus malas formas».

La situación hoy está encallada a la espera de que el comité provincial nombre a un instructor que aporte soluciones y cosa, si es posible, las costuras rotas del partido en la capital.