La estación de Huércal-Viator es una «condena», según la Mesa del Tren

Concentración convocada por la Mesa del Ferrocarril en la Estación Intermodal para protestar por el corte de la vía antes de llegar a la capital./A. A.
Concentración convocada por la Mesa del Ferrocarril en la Estación Intermodal para protestar por el corte de la vía antes de llegar a la capital. / A. A.

El corte de la vía hasta la capital será una realidad a partir del miércoles y los viajeros tendrán que invertir 30 minutos más en un transbordo

ALICIA AMATEALMERÍA

La Estación Intermodal de Almería afronta sus últimos días como inicio y fin de trayecto de las líneas de tren con Sevilla y Madrid hasta, al menos, dentro de un año. Según está previsto, el próximo miércoles -día 14 de noviembre- se pondrá en funcionamiento la estación de Huércal de Almería-Viator con motivo de las obras de soterramiento del paso a nivel de El Puche, iniciadas a mediados del mes pasado, que obligan a cortar la vía antes de llegar al término municipal capitalino. Una medida que es una «condena» para Almería, según defiende la Mesa del Ferrocarril que durante la tarde de ayer protagonizó una concentración a las puertas de la todavía estación de tren de la capital. Más de medio centenar de personas acudieron a esta cita en la que exigieron un tren «completo, sin los recortes que desde el Ministerio de Fomento nos están proponiendo».

Entre las principales quejas de este colectivo se encuentra, además el «grave error» de cortar el tráfico ferroviario hasta Almería capital -para lo que presentaron una alternativa consistente en un desvío provisional-, el hecho de que «no se ha tenido en cuenta los intereses de los viajeros y sí los del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Almería» o el aumento de 30 minutos en los viajes con Granada, Sevilla y Madrid «con los trenes más lentos del país».

De hecho, este punto preocupa especialmente al representante de la Mesa del Ferrocarril de Almería, José Carlos Tejada, que lo consideró un «retroceso» después de conseguir que se redujera este mismo tiempo en los trayectos con Madrid. Aunque más flagrante aún es el caso de la línea con Sevilla ya que supondrá, con la puesta en marcha de la estación de Huércal de Almería-Viator, que los viajeros tengan que realizar cuatro transbordos por carretera. De ahí que auguran un importante descenso en el número de viajeros que coincidirá, además, «con un año importante para Almería» tras obtener la titularidad de Capital Española de la Gastronomía.

Por su parte, también se sumaron a la protesta los trabajadores ferroviarios almerienses que se oponen a la «política ferroviaria diseñada por el gobierno de nuestra provincia» así como a la puesta en marcha de la plataforma Huércal de Almería-Viator que va a provocar, según este colectivo, «problemas en la movilidad de las personas y perjuicios de carácter laboral».

La movilización de ayer no está aislada sino que la Mesa del Ferrocarril tiene previsto continuar con actos reivindicativos. Así, el próximo día 15 llaman a la sociedad almeriense a manifestarse en masa «como ya hicieron» y preparan un acto para conmemorar su aniversario en el que se entregarán los premios AVE 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos