Español, de entre 18 y 30 años, perfil más repetido entre los detenidos en Almería

Español, de entre 18 y 30 años, perfil más repetido entre los detenidos en Almería

Los Cuerpos y Fuerzas del Estado arrestaron o investigaron el pasado año a 8.770 personas, la mayoría con pasaporte español

FRAN GAVILÁN

Hombre con nacionalidad española, de entre 18 y 30 años, y reincidente. Este es el perfil que más se repite entre las personas que el pasado año fueron detenidos o imputados por cometer alguna infracción penal en la provincia de Almería. Así se pone de manifiesto en el último anuario estadístico publicado por el Ministerio del Interior.

El documento, al que ha tenido acceso IDEAL, pone de manifiesto que un total de 8.770 personas fueron arrestados en territorio almeriense a lo largo del 2016. La estadística pone en relieve que la inmensa mayoría de los infractores, un total de 2.918, tenía una edad comprendida entre los 18 y los 30 años. Además, las cifras que ofrece la estadística ministerial son contundentes. Y es que ocho de cada diez personas que fueron arrestadas o imputadas a lo largo del pasado año en Almería son hombres.

A excepción de las personas de entre 18 y 30 años, las detenciones suben en todos los rangos de edad, especialmente entre aquellos que tienen una edad superior a los 64 años, provocando un incremento del 21,5% respecto al año anterior.

El anuario del Ministerio del Interior también pone en relieve que detrás de la mayoría de delitos que se comenten en Almería están los españoles. En concreto, siete de cada diez personas que fueron detenidas o imputadas a lo largo del pasado año en la provincia tienen la nacionalidad española. El informe, al que tenido acceso a IDEAL, pone de manifiesto que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado detuvieron o imputaron en territorio almeriense a un total de 5.800 ciudadanos con pasaporte español mientras que el resto, 2.970 individuos, son de origen extranjero, principalmente de alguno de los países que conforman el Magreb (Marruecos, Túnez, Argelia, Mauritania y Libia).

Estas cifras reflejan que el número total de arrestos en territorio almeriense ha experimentado un leve descenso del 0,9% respecto al 2016. Y esta subida se debe principalmente descenso del 4% de delincuentes foráneos detenidos respecto al año anterior.

Almería es la cuarta provincia andaluza que registró un descenso de detenciones de personas extranjeras durante el 2016, lo que pone de manifiesto que el número total de arrestados no nacidos en España sigue siendo muy bajo en proporción al número de extranjeros que residen en territorio almeriense, ya que la provincia cuenta con una de las tasas de delincuentes foráneos más baja de los últimos cinco años.

Menores

Respecto a los menores de edad, la provincia detecta un importante incremento en el número de detenidos frente a las cifras registradas en 2015. La estadística de Interior, que dedica un extenso apartado a la delincuencia juvenil contabilizada por los Cuerpos y Fuerzas Seguridad del Estado, muestra que la delincuencia entre menores de edad, medida por el número de arrestos, aumentó en todo el país un 5,6% en el último año y en el caso de Almería lo hizo en un 20,7%, es decir, más de 15 puntos porcentuales más que la media nacional.

En concreto, las fuerzas del orden detuvieron e imputaron a 513 menores en territorio almeriense, 88 más en relación a los arrestos de un año antes. Se trata de la segunda provincia andaluza donde más se

Casi 200 de los arrestados tienen más de 64 años

La estadística del Ministerio del Interior también ofrece datos llamativos respecto a las detenciones realizadas por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado durante el pasado año. Si se observan los rangos de edad, el informe ministerial arroja que un total de 198 de los arrestados en territorio almeriense a lo largo de 2016 tenía una edad superior a los 64 años.

En esta ocasión, el patrón sobre los infractores se vuelve a repetir en cuestiones de sexo. Los hombres acumulan la mayoría de detenciones por cometer infracciones penales en la provincia son hombres frente a las 26 mujeres que fueron apresadas el pasado año tras cometer un supuesto delito en Almería.

Denuncias de tráfico

Por otro lado, el anuario ministerial contabilizó el pasado año un total de 36.235 denuncias de tráfico entre los conductores almerienses. La mayoría de ellas se produjeron por exceso de velocidad, que sigue siendo la sanción más repetida en la provincia después once años de desarrollo del permiso por puntos.

Sólo el pasado año los agentes que conforman la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, apoyados por las policías municipales de las localidades almerienses, interpusieron un total de 13.610 sanciones en territorio almeriense por circular a más velocidad de lo permitida.

De estas multas, un total de 7.681 provinieron de alguno de los once radares fijos instalados en la provincia y el resto, 5.929 sanciones, fueron interpuestas por la Guardia Civil a través de dispositivos móviles.

incrementan el número de arrestos entre quienes todavía no alcanzaron la mayoría de edad, si bien Cádiz experimenta un crecimiento notable del número de adolescentes detenidos respecto al año anterior.

Por sexos, la delincuencia juvenil cumple con los mismos cánones establecidos en los adultos y son ellos quienes ocupan la mayoría de arrestos o investigaciones. Sólo 97 mujeres protagonizaron algún episodio criminal en Almería durante 2016 frente a los 416 varones que acabaron detenidos o imputados.

Criminalidad

Al margen del número de detenidos, Interior resalta en su informe que la provincia de Almería registró el pasado año, una de las tasas de criminalidad –número de infracciones penales por cada 1.000 habitantes– más bajas de la década.

Detrás de estos datos optimistas se esconden varias claves fundamentales. A pesar de que las cifras sobre delincuencia en la provincia mantuvieron en 2016 un descenso generalizado en la mayoría de las tipologías penales, dicha bajada de la criminalidad fue especialmente relevante en el cómputo obtenido en la sustracción de vehículos.

Cabe recordar que durante el 2015 esta tipología penal se elevó un 11,3% respecto a las cifras obtenidas a lo largo de 2014. El pasado año, sin embargo, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado consiguieron un tibio descenso del 6% sobre este delito, lo que se tradujo en 660 sustracciones de vehículos a motor respecto a las 702 registradas en el mismo periodo del año pasado.

El descenso, al margen de los homicidios dolosos y asesinatos consumados, también se hizo palpable en el tráfico de drogas. Pese a que la provincia sigue estando a la cabeza de España en actuaciones antidroga, por su posición geográfica y su cercanía con el norte de África, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado consiguieron bajar esta tipología penal en un 2,5% pese al auge del cultivo y tráfico de marihuana experimentado en los últimos dos años.

Robos en domicilios

La estadística de Interior refleja, asimismo, que la caída generalizada de la delincuencia no consiguió frenar los robos con fuerza en domicilios a lo largo del pasado año, una cuestión que se ha resuelto durante los primeros seis meses de 2017 gracias a la lucha contra la delincuencia itinerante.

Las últimas cifras publicadas por Interior indican que la provincia de Almería sufrió 1.509 robos con fuerza en domicilios entre enero y junio de este año, es decir, un 10% menos que el año anterior. Todo ello a pesar de las particularidades del parque inmobiliario de la provincia, principalmente caracterizado por la distribución de zonas residenciales muy diseminadas, barrios alejados de núcleos urbanos y un número notable de segundas residencias cercanas a la costa.