Escondía 260 plantas de marihuana bajo su vivienda de La Cañada

Una de las plantaciones halladas en La Cañadao. /P. N.
Una de las plantaciones halladas en La Cañadao. / P. N.

La Policía Nacional ha detenido al responsable de la plantación que residía en la parte superior del inmueble con su mujer y su hijo de dos años

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

De nuevo, el fuerte olor procedente de un inmueble levantó las sospechas sobre la posible existencia de marihuana en su interior. En este caso, la vivienda estaba situada en el capitalino barrio de La Cañada de San Urbano y las plantas, escondidas en el sótano y en un aljibe subterráneo en desuso.

La Policía Nacional de Almería ha detenido a una persona al hallar ocultas un total de 264 plantas de marihuana en su vivienda. Está acusado, por lo tanto, de un delito contra la salud pública y otro, como es habitual en estos casos, de defraudación de fluido eléctrico.

La investigación se inició a finales del año pasado tras conocer la posible existencia de dicha plantación. Tras «vigilancias discretas» sobre el inmueble y sus moradores «en diferentes días y franjas horarias», han apuntado desde la Comisaría de Almería, se logró corroborar la existencia de las plantas de cáñamo así como «una continuidad temporal en la actividad ilícita».

El acceso a la vivienda permitió hallar, escondidas en el sótano y en el citado aljibe, dos plantaciones de 'Cannabis sativa' con un total de 264 plantas de marihuana, que arrojaron un peso de 36 kilos. El detenido, su esposa y el hijo de ambos de dos años de edad habitaban la parte superior del inmueble.

Además del estupefaciente, fueron decomisados 26 transformadores eléctricos, 26 lámparas, 26 bombillas de 600 watios, dos filtros de aire, tres extractores, una balanza digital, una escopeta de caza y 24 cartuchos de postas del calibre 12,70 milímetros.

Además de un delito contra la salud pública, el detenido está acusado de otro de defraudación de fluido eléctrico. Recuerdan desde la Policía Nacional que este tipo de fraude supone un grave problema de seguridad y salud para las personas, ya que las instalaciones manipuladas no cumplen la normativa en materia de seguridad, y son susceptibles de generar un importante riesgo para los que las tocan o circulan por sus proximidades, incluso incendio de las mismas.

Tras la actuación policial, y adoptando las correspondientes medidas de seguridad por parte de agentes de atención al ciudadano, los operarios de la compañía eléctrica procedieron al desenganche de una segunda acometida ilegal de luz de la vivienda y al restablecimiento normal del suministro en el barrio.

El detenido, que carece de antecedentes policiales, ha pasado a disposición del juzgado de instrucción número 4 en funciones de guardia de Almería.