El Entierro, sobriedad en Viernes Santo

El sarcófago acristalado con la imagen de Cristo yacente abandona a hombros, portado por hombres (y mujeres) de trono, la Catedral./
El sarcófago acristalado con la imagen de Cristo yacente abandona a hombros, portado por hombres (y mujeres) de trono, la Catedral.

La guardería de la Hermandad, con pequeños ataviados con sencillas túnicas negras ceñidas a la cintura con un lazo negro, algunos al pecho portaban un broche con el escudo de la Hermandad, otros su medalla colgando al cuello

AROA GARCÍA ACEDOALMERÍA

La tarde del Viernes Santo se salvó también de la lluvia, un poco mas fría que en días anteriores, pero el tiempo nos respetó. A las seis de la tarde salió la Hermandad del Santo Sepulcro desde la Iglesia de San Pedro, la primera Hermandad de negro de las tres de la tarde de Viernes Santo. Tras la Cruz de guía la figura del muñidor que veremos más veces esta noche. Un penitente con hábito negro de terciopelo bordado en dorado, con el escudo de la Hermandad al pecho en el caput, porta una campana. Una campana que oirá sonando durante todo el recorrido, una campana que nos simboliza que tras él viene un entierro, en este caso nos marca que detrás viene el Santo Sepulcro.

La guardería de la Hermandad, con pequeños ataviados con sencillas túnicas negras ceñidas a la cintura con un lazo negro, algunos al pecho portaban un broche con el escudo de la Hermandad, otros su medalla colgando al cuello. Nazarenos de riguroso negro, túnica, cíngulo y capirote, solo con dos pequeños detalles de color, un ribete dorado muy pequeño en el capirote y el escudo de la Hermandad bordado en rojo en el pecho, sobriedad absoluta.

Miles de flores

Filas de nazarenos que nos llevan a escuchar los sones de la Capilla Musical Nuestra Señora de los Dolores, que con 'Al Cristo de las Almas', van delante del Señor en su salida desde la Iglesia de San Pedro. Y con el sonido también de una campana sale el Señor, bajo el mando de Antonio Jesús Gálvez, que va portado en 8 varales por 45 portadores. Los portadores van ataviados también con túnicas negras, en la manga una franja blanca con el escudo de la Hermandad bordado en rojo, portadores hombres y mujeres que llevan al Señor en su Santo Sepulcro.

Como adorno para el Señor, rosas rojas, miles de rosas que Víctor González y Floristería Gracia y La penca han puesto con detalle, y que forman un suelo en forma de friso alto precioso.

Un paso de madera tallada y dorada, con urna en pan de oro blanco. La iluminación es especial, porque en las cuatro esquinas hay cuatro ángeles policromados para guardabrisas, que portan cuatro faroles que son la luz del Señor. Encima del Sepulcro un angelito con una bocina, anunciando que Jesús ha muerto. Y escoltando el paso dos policías locales con el uniforme de gala.

El segundo tramo comienza con un estandarte de la Señora de los Dolores, para dar paso tras los Nazarenos a un grupo de mantillas, encabezado por dos jovencitas que acompañan a la Madre de Dios.

Mantillas estas sin ninguna flor, solo llevan algunas un broche dorado con el escudo de la Hermandad, volvemos a ver el espíritu sobrio de esta Hermandad.

Y se oye al llamador, Javier Barranco es el capataz, que junto a Manuel Vicente Barranco, Alejandro Suárez y Ricardo Salvador forman el equipo que esta noche paseará a la Señora de los Dolores.

La única en la Catedral

Y para la Señora también rosas, pero en este caso rosas blancas para el friso y las jarras de la Señora, preciosamente vestida por Álvaro Abril. Y el cortejo se encamina hacia la Catedral, la única Hermandad que es recibida dentro de la misma, puesto que es la Hermandad Oficial. Tras una breve oración dentro, el cortejo vuelve a salir, pero ahora ha cambiado un poco.

Tras el Santo Sepulcro, ahora procesionan seminaristas, y el Obispo de la Ciudad con el Cabildo Catedralicio. Dos ujieres del Ayuntamiento y la Corporación Municipal encabezada por el alcalde; también la provincial con el presidente de la Diputación de Almería al frente. Y tras ellos la Agrupación de Hermandades y Cofradías, compuesta por todos los Hermanos Mayores y por la Junta de Gobierno de la misma.

Y en la Presidencia vemos que acompaña al Hermano Mayor y al Consiliario, el Hermano Mayor de la Hermandad del Encuentro, que están hermanadas y efectúa con ellos Estación de Penitencia. Para cerrar el cortejo la Banda Municipal, que con Marchas fúnebres acompaña a la Señora de los Dolores por su discurrir por las calles de una Almería que está de luto, que llora amargamente.