La empresa que ejecuta el Paseo Marítimo para las máquinas y abandona los trabajos

Delta del Andarax, lugar en el que se estaban ejecutando las obras ambientales./R.I.
Delta del Andarax, lugar en el que se estaban ejecutando las obras ambientales. / R.I.

El Gobierno de España aprobó la adjudicación de la infraestructura con una baja del 37,8% cuando el Partido Popular aún estaba a los mandos

M. C.ALMERÍA

La segunda fase de la adecuación ambiental del delta del río Andarax y la ampliación del Paseo Marítimo se harán esperar. La empresa que resultó adjudicataria de las obras, CLM Infraestructuras y Servicios, paró las máquinas antes de Navidad y no ha vuelto. Y al parecer, no tiene pensado volver. Según confirmaron ayer fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Almería, el Ejecutivo detectó el parón en los primeros días de Navidad pero otorgó un plazo prudencial antes de lanzar cualquier requerimiento a la empresa por si esta parada fuera meramente técnica -debido a los días de vacaciones contemplados en el convenio provincial de la construcción-. Sin embargo, y a la vuelta de las vacaciones, al observar que los trabajos no continuaban, la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar remitió a la mercantil una resolución pidiéndole que reanude las obras. Aún no hay respuesta a esta misiva.

No obstante -indicaron fuentes cercanas al proyecto- todo apunta a que la empresa habría decidido abandonar las labores constructivas por una cuestión meramente económica. Cabe recordar que el Gobierno de España -aún bajo las directrices del Partido Popular, con Mariano Rajoy en La Moncloa- adjudicó los trabajos con una baja en el presupuesto del 37,8% sobre el coste de licitación. «Costas está trabajando ya para resolver el problema con la mayor celeridad», indicaron fuentes oficiales del Gobierno.

Ayer, el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, exigía a Costas que actuase y activara todos los mecanismos legales existentes de cara a reiniciar las obras. Según el regidor, el Consistorio, «socio en la obra», tuvo conocimiento oficial de la problemática hace escasamente tres días a pesar de que la empresa abandonara sus funciones antes del inicio del período navideño. De hecho, indicó, mantuvo una reunión con la directora general de Costas a finales de noviembre sin que nadie le trasladase que existiera ningún tipo de problemática. Entonces, la obra iba sin problemas. La marcha de la empresa se produjo semanas después de esta reunión.

Las obras comenzaron el pasado verano. El proyecto implica la prolongación del Paseo Marítimo hasta el río e incluye una recuperación ambiental de casi 40.000 metros cuadrados de suelo, con una inversión total de 2,4 millones de euros. Inversión en la que participa el Ayuntamiento de Almería, que aportó 334.000 euros en el presupuesto de 2017 y 660.000 en el ejercicio presupuestario de 2018. En total, un millón de euros, en el marco de un convenio de Colaboración suscrito con el que en julio de 2017 era Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Hoy, Ministerio de Transición Ecológica.

La obra fue licitada y contratada por Costas en el periodo en el que el PP estaba en el Gobierno. De hecho, fue en mayo de 2017 cuando se produjo la resolución de adjudicación, si bien fue el día 11 de junio, con el PSOE ya en el Ejecutivo, cuando se firmó el contrato. El Grupo Municipal Socialista culpó al PP de esta 'fuga' y adujo que es «fruto de la nefasta de gestión del PP en el Gobierno, que la adjudicó con una baja excesiva, de casi el 40%», reivindicó el concejal Indalecio Gutiérrez en Twitter.

 

Fotos

Vídeos