Ecologistas piden a fiscalía que investigue vertidos fecales en la desembocadura de la Rambla de Belén

Zona ajardinada en uno de los dos bordes de la Rambla de Belén en Almería./PIQUI SÁNCHEZ
Zona ajardinada en uno de los dos bordes de la Rambla de Belén en Almería. / PIQUI SÁNCHEZ

Aportan un ensayo clínico efectuado a principios de este año en el que se revela la presencia de bacteria E.coli en cierta proporción

EUROPA PRESSALMERÍA

Representantes de varios grupos ecologistas y Ahora Almería han presentado este viernes una denuncia ante la Fiscalía Provincial de Almería a fin de que investigue los vertidos de aguas fecales que se concentran en la desembocadura de la Rambla de Belén, para lo que han aportado además un ensayo clínico efectuado a principios de este año en el que se revela la presencia de bacteria E.coli en cierta proporción.

A través de su escrito, registrado este mismo viernes, los colectivos alertan sobre el constante vertido de aguas residuales urbanas en la zona de la Ballena, lo que produce «fuertes malos olores en la zona y una mala imagen para la ciudad de Almería» en un espacio ubicado entre el Puerto de Almería y El Cable Inglés, lo que a su parecer, podría constituir delitos contra la ordenación de los recursos naturales y el medio ambiente.

«Estos hechos han sido denunciados en diversas ocasiones por diversos colectivos ciudadanos, teniendo pleno conocimiento esta Fiscalía de que, a pesar de los requerimientos oportunos realizados, el Ayuntamiento de Almería y la Junta de Andalucía no han hecho nada», aseguran en su escrito, consultado por Europa Press.

Así, desde Ecologistas en Acción, GEM y Ahora creen que los hechos «serían contrarios al plan de vigilancia establecido en la autorización de vertido para aguas residuales urbanas en el dominio público marítimo terrestre a través de 13 conducciones de vertido en el término municipal de Almería, en este caso, en los aliviaderos 5 y 6, lo que supone un reiterado incumplimiento ambiental de las administraciones competentes».

En esta línea, apuntan al muestreo de aguas fecales que, con fecha de 3 de enero de 2018, se remitió al laboratorio ENAC Ensayos y en cuyo resultado «queda constancia de la existencia de aguas residuales no tratadas, con la consideración de aguas fecales».

Así, advierten que tales hechos «suponen una vulneración de la directiva marco 92/271/CEE sobre tratamiento de aguas residuales y el RD de 11/1995 sobre tratamiento de aguas residuales y la ley andaluza de aguas», dado que los principales objetivos de estas normas son «la gestión integral del ciclo de agua en los municipios y la conservación del cauces y caudales en buen estado ecológico de las zonas de dominio publico hidráulico».

Desde las organizaciones han apuntado que estos vertidos de aguas fecales son «responsabilidad directa» del Ayuntamiento de Almería, que es competente en tratamiento primario y secundario de aguas residuales, y subsidiariamente de la Junta de Andalucía, ya que «su inactividad administrativa está permitiendo este vertido de aguas residuales».

Junto con su denuncia y el análisis clínico, los colectivos han trasladado con su denuncia la autorización de Medio Ambiente para el vertido de aguas residuales en el dominio público marítimo-terrestre, los escritos registrados ante la Junta y el Ayuntamiento e información relativa a la multa que la UE ha impuesto a España por incumplimiento de la directiva marco de aguas.