Ecologistas denuncian faltas medioambientales en el puerto

Un buque atracado en el puerto de la capital en el que se observa la emisión de humo oscuro./IDEAL
Un buque atracado en el puerto de la capital en el que se observa la emisión de humo oscuro. / IDEAL

Critican las emisiones y vertidos de los barcos así como el exceso de ruido y la contaminación lumínica que afecta a «miles de vecinos»

A. AMATEALMERÍA

El colectivo almeriense de Ecologistas en Acción ha registrado denuncias similares en la Junta de Andalucía, la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento de Almería con el objetivo de dar a conocer las irregularidades que se cometen en el puerto de la capital desde el punto de vista medioambiental y sobre las que la entidad responsable de la gestión de este espacio, exponen desde esta organización, «sigue dilatando incomprensiblemente las soluciones». En su escrito, el grupo ecologista divide en cinco ámbitos distintos las faltas que consideran que se están cometiendo en las instalaciones portuarias de la capital.

En primer lugar, refieren al «grave episodio de emisión de partículas Clinker», denunciado anteriormente por la Agrupación de Asociaciones de Vecinos de Almería por las molestias que causan a quienes viven en el entorno del puerto. Describen que son «recurrentes y habituales» estas prácticas y que «la Autoridad Portuaria ha sido denunciada desde hace muchos años». Recuerdan a este respecto que la legislación vigente obliga a que «el almacenamiento y el trasiego del Clinker se haga a cubierto». A ello se une también la gestión de cargas de yeso que también desprenden partículas nocivas.

En segundo lugar, ponen de manifiesto desde esta entidad el humo de fuelolil de los buques de Trasmediterranea -«la mayoría muy antiguos y no reúnen todas las mejoras técnicas necesarias y obligatorias»- que describen como «un combustible absolutamente nocivo» y que también emplean para «otra maquinaria contaminante» del propio puerto, como grúas.

A la gestión de residuos, por otro lado, suman también otro tipo de contaminación como es la acústica «que afecta a las edificaciones cercanas, por buques muy antiguos, no actualizados técnicamente, atracados a menos de 200 metros de las viviendas, manteniendo los motores en marcha hasta las 12 horas, es decir, en horario nocturno», recoge la denuncia de Ecologistas en Acción. Sobre esta contaminación acústica, asimismo, aluden al Mapa de Ruido del Puerto realizado en febrero de 2017 y que «contiene detalle de numerosos inclumplimientos objetivos concretos que la Delegación de Medio Ambiente quizás debería conocer para poder intervenir, controlando las medidas correctores y obligando a la Autoridad Portuaria para que esta, a su vez, lo exija a las navieras».

La contaminación lumínica, por su parte, ocupa el cuarto punto de las quejas elevadas por la organización medioambiental desde donde critican la existencia de «focos orientados desproporcionadamente hacia las viviendas». Un fenómeno sobre el que, recuerdan, existen medidas destinadas a eliminar una posible emisión lumínica nociva establecidas en la Ley de Calidad Ambiental Integrada de la Junta de Andalucía.

Finalmente, también exponen un déficit informativo. Consideran que «la población no recibe información clara sobre la contaminación tóxica que padece causada por las actividades industriales mal realizadas por el puerto» y critican que a pesar de las denuncias y quejas que «se arrastran desde 2005» se reacciona «de forma muy lenta» pese a que suponen «riesgos objetivados para la salud de miles de almerienses».

Reclamaciones

Ante estas circunstancias, Ecologistas en Acción con su coordinador provincial, Enrique Ruiz Guerrero, a la cabeza, solicitan que se adopten medidas correctoras para evitar la contaminación producida por las emisiones negativas al aire por las partículas de Clinker y los yesos y para reducir la contaminación acústica y lumínica. Además, emplazan a las distintas administraciones a las que han hecho llegar la denuncia a mantener una reunión para tratar estos asuntos al tiempo que reclaman recibir «toda la información ambiental sobre estos hechos».