Disfrutar la Navidad por un 'tubo'

La atracción más celebrada fue el túnel luminoso que se ha instalado en la plaza de la Catedral y que tendrá cuatro pases diarios./SERGIO G. HUESO
La atracción más celebrada fue el túnel luminoso que se ha instalado en la plaza de la Catedral y que tendrá cuatro pases diarios. / SERGIO G. HUESO

El encendido extraordinario inaugura oficialmente estas fiestas tan especiales y se ha convertido en Almería en toda una tradición por sí misma

SERGIO GONZÁLEZ HUESOALMERÍA

Y se hizo la luz. La Navidad ha comenzado oficialmente en Almería para alegría de pequeños y descanso de mayores, porque durante estos días lo normal es que mengüe esa carga mental cotidiana que tanto atosiga. Y más este año de inmenso ruido político. La ciudad quedó ya hasta la mañana de reyes iluminada por obra y gracia de un Ayuntamiento de Almería que ha puesto toda la carne en el asador este año con tal de que la última celebración de pascua del mandato deje un regusto dulce a los ciudadanos. Y a buen seguro que así será, pues lo de ayer fue un espectáculo que contó con miles de personas que abarrotaron un centro tan necesitado de espaldarazos importantes como las fiestas navideñas.

Como ya tuvo lugar el año pasado, tres fueron los escenarios en los que el área de Educación, Cultura y Tradiciones había contenido la acción de ayer, primera del completo programa de actividades municipal confeccionado para esta edición. La Puerta Purchena y las plazas de la Catedral y las Velas. En el primero de estos espacios, alrededor de las 19.30 horas, se dio el pistoletazo de salida a los fastos con un espectáculo de luces y fuego con la misma fachada de la Casa de las Mariposas como telón de fondo monumental.

Acompañado de música navideña, rayos láser y fuegos artificiales, la Puerta Purchena se convirtió en el centro de la atención de una noche ya cerrada estupenda con un Paseo de Almería a reventar. La gente aguardaba impaciente el comienzo del 'show', sobre todo los niños, con esa mezcla de alucinación por las luces y los primeros miedos propios del ruido de los fuegos. Por suerte para ellos también pudieron ver en proyecciones a los principales personajes de la Navidad, como Papá Noel, los Tres Reyes Magos o el hombre de jengibre. Tras unos 20 minutos de fotografías, manos apretándose los oídos o de padres señalando al cielo, un apagón repentino rompió en el encendido total de todos los motivos con los que hasta el 7 de enero se va a dar luz a las principales calles y plazas del centro. Huelga decir que el alumbrado en la capital es cada vez más importante. Se ha convertido en una tradición por sí misma y gracias en parte a una plaza de la Catedral que lleva dos años copando el mayor atractivo de estas fechas.

Miles de personas asisten al alumbrado, en el que se ha invertido unos 300.000 euros

El túnel luminoso

Y si en las pasadas navidades era una bola de árbol navideño gigantesca y hueca la que causó furor entre los vecinos y visitantes de Almería, este año se prevé, por lo que se pudo ver ayer, que sea el túnel que se ha instalado el que repita sensaciones.

Alrededor de las 20.30 horas se encendió este ingenio que ocupa la plaza de un extremo a otro. Con su gran altura y luces moviéndose al ritmo de música, la gente que había congregado la atracción quedó entusiasmada por el espectáculo. Unos diez minutos que se repetirán cada día hasta en cuatro pases: 18.30, 19.30, 20.30 y 21.30 horas. Para hacerse una idea del tamaño del tubo, dentro de él cabe aproximadamente un millar de personas, según dio a conocer el concejal de Educación, Cultura y Tradiciones, Carlos Sánchez, que pudo ver desde la terraza del Hotel Catedral el 'show' junto al alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, o al vicepresidente de la Diputación, Javier Aureliano García, entre otros ediles.

Tras bajar a contemplar de cerca los movimientos endiablados de las luces multicolor del túnel, quedaba ir a la plaza de las Velas, última parada del encendido en tres fases que se había propuesto. Allí, en sustitución del tradicional abeto navideño, el área delegada ha tenido a bien instalar una gran vela de unos 12 metros de altura. Alrededor de las 21 horas se iluminó, momento en el que los centenares de almerienses aprovecharon para tirar sus primeras fotografías de una Navidad que se prevé como todas: mágicas y en familia

 

Fotos

Vídeos