La Diputación de Almería ya tiene presidente

El presidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano García, este mediodía en su toma de posesión./M. C.
El presidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano García, este mediodía en su toma de posesión. / M. C.

Javier Aureliano García ha sido elegido regidor de la institución provincial este mediodía con 16 votos a favor, los 14 del PP y dos de Vox

EUROPA PRESSAlmería

El nuevo presidente de la Diputación Provincial de Almería, Javier Aureliano García, ha ofrecido este lunes «diálogo para gobernar» al resto de partidos y representantes políticos durante su discurso de investidura como máximo representante de la institución provincial, cargo para el que vuelve a ser elegido después de que tomara posesión del cargo en enero del pasado año.

Así se ha pronunciado el recién elegido presidente de la Diputación Provincial de Almería durante su intervención tras haber sido proclamado después de la votación de los diputados provinciales, quienes han respaldado su candidatura con 16 votos a favor, esto es, los de los 14 representantes del PP y dos de Vox, al tiempo que el diputado socialista Juan Antonio Lorenzo ha sido respaldado con los diez votos de su grupo. El diputado provincial de Cs ha emitido su voto en blanco.

La proclamación, que se ha producido oficialmente a las 13.20 horas entre una gran ovación de los representantes institucionales, políticos y sociales congregados en el Patio de Luces de la Diputación Provincial de Almería, ha sido aceptada por García, quien ha realizado su juramento bajo la habitual fórmula protocolaria, por lo que ha recibido el cordón de presidente y de la vara de la Diputación de la mano del expresidente de la institución Gabriel Amat.

«Esta corporación trabajará de manera incansable para ofrecer los mejores servicios y la calidad de vida que se merecen los ciudadanos», ha manifestado García, quien ha recordado que aunque la de Almería es una de las tres diputaciones de España en las que el PP cuenta con mayoría absoluta, la voluntad del equipo de gobierno será «consensuar las grandes decisiones con los partidos y sus portavoces». «Aún teniendo mayoría absoluta gobernaremos como si no lo tuviéramos», ha asegurado.