Los diez retos de Crespo

Carmen Crespo saluda al presidente de la Junta, Juanma Moreno, tras jurar su cargo como consejera de Agricultura./EFE
Carmen Crespo saluda al presidente de la Junta, Juanma Moreno, tras jurar su cargo como consejera de Agricultura. / EFE

La consejera asume una cartera con múltiples cuentas pendientes en Almería. La concentración de la oferta, los retos logísticos o la Ley de Agricultura, entre los primeros asuntos sobre la mesa del despacho de la abderitana

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELES

Carmen Crespo juraba ayer el cargo de consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible con un buen dossier de temas pendientes de solución en Almería y en Andalucía. Los conoce bien -no en vano, la mayoría de ellos han sido objeto hasta el pasado día 2 de diciembre de la crítica propia de su labor de oposición-. Pero desde ayer a mediodía están bajo su estricta jurisdicción. Los agentes económicos y sociales de Almería estarán atentos: ahora es quien tiene firma en el BOJA. Y las expectativas son por el momento muy elevadas. Sólo hay que ver cómo las diferentes organizaciones del ámbito hortofrutícola apuntaban, al unísono, al «acierto» de su nombramiento y a su carácter «cercano» y «dialogante». Ayer mismo, sin ir mas lejos, las organizaciones de regantes (Feragua y la Mesa del Agua de Almería). Además, ven con buenos ojos la integración de Agricultura y Medio ambiente, lo que podría agilizar algunos de los trámites. Estos son los diez principales retos que, desde ya, tiene en su objetivo la consejera Crespo.

1. Agua

Es, probablemente, lo que más preocupa al sector agrícola: la necesidad de agua como elemento sin el cual no se puede desarrollar la actividad productiva y a unos costes competitivos que les permitan subsistir. Las políticas autonómicas de agua, hasta ahora bajo la jurisdicción de la Consejería de Medio Ambiente, están ahora entre las responsabilidades de la cartera agrícola.

2. Unión de la oferta y precios

Se lleva hablando desde hace lustros, y se han dado algunos pasos en el camino. Pero aún existe cierta atomización en el sector que provoca que los precios no se dicten desde el lado de la oferta, sino desde el de la distribución. Además, las políticas de control de la oferta para el ajuste de precios aún no se han puesto en vigor con la capacidad que podrían alcanzar, indican desde el sector.

3. Residuos agrícolas

En su labor de oposición, Crespo siempre insistió en la necesidad de poner en vigor «de forma urgente» el plan de residuos agrícolas ante el «colapso» de las plantas de acopio y la suciedad en el campo. Es una «reivindicación histórica» que ahora está en la cartera que recogió ayer del también almeriense pero socialista Rodrigo Sánchez Haro.

4. Logística agroalimentaria

En tiempos de cambio en la cadena logística y con la previsión de que el Corredor Mediterráneo de ferrocarril alcance Almería en 2023, el sector agrario encara una revolución del transporte intermodal. Del monolítico movimiento de mercancías por carretera habrá que migrar -lo está pidiendo Europa, muy concienciada en cuestiones como la huella de carbono- a un sistema mixto y menos contaminante. Un cambio con gran implicación económica y social en Almería que queda ahora de su parte.

5. Resolución de expedientes

Los productores (y sus organizaciones agrarias) se quejan de forma constante y permanente sobre los retrasos perpetuos que se dan en la resolución de expedientes de ayuda económica o de permisos para iniciar la actividad productiva -por ejemplo, para el cambio de uso de parcelas, que pueden llegar, indican desde COAG, a tres años de espera-. Se trata de un problema «de gestión», apuntan desde el sector, que no requiere ni tan siquiera de apoyo presupuestario: sólo ser más rápidos. Además, tiene pendiente sacar adelante la Ley de Agricultura.

6. La negociación de la PAC

El cuerpo mollar de la consejería en los próximos tiempos residirá en la negociación de los criterios de la Política Agraria Común en Europa. De lo que se acabe dictaminando derivará la fortaleza financiera de un sector que es crucial en Andalucía y especialmente determinante en la provincia de Almería. La voz de Crespo será escrutada, en esta particular materia, con especial miramiento.

7. Seguros agrarios

Potenciar la contratación de pólizas de seguro par alas explotaciones agrícolas es una materia especialmente sensible y, a la vez, necesaria en el campo almeriense con la finalidad de limitar los riesgos de esta actividad económica. Desde las organizaciones agrarias apuntan a que el primer paso ya lo dio el consejero saliente, Sánchez Haro, pero que aún queda mucho camino por recorrer.

8. La imagen en Europa

Pese a que gran parte de la labor está hecha, la gestión agrícola pasa por tener un ojo en la producción y otro en la comercialización. La imagen de marca de Almería en los mercados consumidores es crucial para obtener buenos precios -vinculados a la percepción de calidad y buen producto- y lograr acceder a más mercados compitiendo con otros territorios que puedan ofrecer precios más ajustados.

9. El Algarrobico

Ha sido, en la última década, el tema más espinoso de cuantos estaban bajo la responsabilidad de Medio Ambiente. Y ahora será Crespo la que tenga que lidiar este «miura», tal y como lo definió el exalcalde carbonero Salvador Hernández. Existe un protocolo para su derribo firmado entre ambas administraciones que el PP, desde el Gobierno central, no modificó. Habrá que esperar a observar si hay nuevos criterios o se mantienen.

10. Despoblación rural

Es un debate permanente en administraciones como la Diputación de Almería: la pérdida de población en los pueblos del interior. Las políticas de desarrollo rural están bajo la jurisdicción de la Consejería de Agricultura. Potenciar la actividad económica en los pueblos es una de las salidas en la que tendrá que trabajar la consejera Crespo.

Más