Detienen a un policía local acusado de valerse de Urbanismo para ganar dinero ilegalmente

Un ciudadano camina por delante del área de Urbanismo, ubicada en la Rambla Federico García Lorca de la capital almeriense./S. G. H.
Un ciudadano camina por delante del área de Urbanismo, ubicada en la Rambla Federico García Lorca de la capital almeriense. / S. G. H.

Junto a un socio arquitecto compartía un negocio con el que supuestamente estafaba a particulares a través de 'arreglos' sobre Disciplina Urbanística fuera de la ley

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESOALMERÍA

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Almería vivió la jornada de ayer subido a una montaña rusa. El motivo no fue otro que la detención de un agente de la Policía Local que, junto a su socio, quien también acabó el día pasando a disposición judicial, se estaba aprovechando supuestamente de su posición privilegiada en la sección de Especialidades de Urbanismo para enriquecerse a costa de ciudadanos particulares.

Como las informaciones se fueron conociendo a cuentagotas debido entre otras cosas a que se decretó el secreto de sumario del caso, la confusión fue reina de la mayor parte de la mañana. Llegando incluso el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, así como su segundo, Miguel Ángel Castellón, a aclarar que ningún técnico de la casa estaba detenido ni tampoco se habían producido registros en la sede de Urbanismo, como en un principio se llegó a aseverar.

Esto provocó que la delegación de este área tuviera ayer una actividad extraordinaria. Desde las diez de la mañana muchos periodistas comenzaron a arremolinarse en las dependencias municipales para ampliar lo poco que se sabía entonces. A pesar de que el Juzgado Número 6 de Almería llevaba meses detrás de esta investigación, no fue hasta el pasado martes por la mañana cuando procedió a hacer la primera detención, la de un policía local que fue pillado precisamente en los juzgados por otros asuntos, tal y como confirmaron fuentes cercanas a la investigación.

De iniciales F.M.S.G., se le acusa de hasta cinco delitos, entre los que se encuentran los de malversación, cohecho, revelación de secretos, estafa y falsedad documental. Según explicó el alcalde de Almería, esta persona estaba adscrita al área de Especialidades de la delegación de Urbanismo. Y se dedicaba a la tramitación de denuncias relacionadas con la Disciplina Urbanística. Concretamente a los procesos administrativos de otorgamiento de licencias de nuevos locales.

No actuaba solo. En el negocio contaba con un socio, un arquitecto que trabajaba a cuenta ajena (A.F.G.G) y al que presuntamente favorecía encargándole trabajos en sus 'arreglos' a particulares de los que se aprovechaba por su posición de privilegio. Al segundo acusado lo investigarán por al menos tres delitos, que son cohecho, falsedad documental y estafa. También fue detenido el pasado martes por agentes del Grupo VI de la Policía Judicial de la Comisaría de Almería y fue puesto ayer a disposición judicial.

«Hechos muy graves»

Para el primer edil no hay duda de que los hechos son «muy graves». Se lo reconoció a los periodistas en una visita que giró a las obras de ampliación de la carretera de Sierra Alhamilla. Allí les confió a sus preguntas que la postura del Ayuntamiento es la de «respeto a la investigación judicial, de colaboración absoluta con la Policía Nacional en todo aquella información que den y de preocupación por las posibles consecuencias que la actitud de este policía haya tenido con el propio Ayuntamiento, con los intereses generales de la administración local y de los ciudadanos con los que haya intervenido», señaló.

Al respecto explicó que desde la Administración que representa serán «ejemplares» en lo que tenga que ver con el régimen disciplinario respecto al presunto autor de estos delitos si es que se prueba su comisión. Y también que atenderán a todos aquellos ciudadanos «que crean que sus derechos hayan podido verse alterados por la actitud de este supuesto delincuente», concluyó, no sin antes dejar claro que el Ayuntamiento es «la principal víctima» de este asunto.

La portavoz del Grupo municipal Socialista, Adriana Valverde, no comparte precisamente esta aseveración de Pacheco. A quien precisamente solicitó en una nota explicaciones acerca de un episodio que sumaron a «la intervención en el Ayuntamiento de la UDEF para requerir información sobre cuatro actuaciones municipales; la denuncia de la Fiscalía ante el juzgado decano por la posible contratación de familiares de representantes políticos en la empresa concesionaria de la limpieza o el requerimiento judicial de información sobre infraestructuras relacionadas con el nuevo centro comercial», enumeró Adriana Valverde.

Para Rafael Esteban, de IU, la detención de un funcionario siempre es una «grave noticia» y que sin duda «perjudica» la imagen de la Administración. Es por ello que pidió al alcalde de Almería que diese a la opinión pública toda la información posible en «aras de una mayor claridad y transparencia», dijo. Desde Cs se envió ayer un mensaje apelando a la «cordura» y a la «tranquilidad». Para Miguel Cazorla, así debe ser mientras no se sepa «absolutamente nada», como es el caso. De llegar ambas personas a ser condenadas, Cazorla fue claro: «Se tendrán que depurar las responsabilidades pertinentes», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos