Detienen por maltrato a dos hombres en la capital en menos de una hora

Detienen por maltrato a dos hombres en la capital en menos de una hora
E. P.

El primero fue hallado ebrio frente a la casa de su expareja; y el segundo, tras propinar una patada a la madre de sus hijos

Alicia Amate
ALICIA AMATEALMERÍA

Agentes de la Policía Local de Almería detuvieron durante la jornada del miércoles a dos individuos en la capital acusados de sendos delitos de maltrato en el ámbito familiar. Los hechos tuvieron lugar en los barrios de las 500 Viviendas y Santa Isabel. La primera de las detenciones se produjo después de que, sobre las 18.50 horas, la Sala del 092 recibiera una llamada para que una dotación se personara en la calle Neptuno, en Santa Isabel, donde una mujer alertó de que su expareja, sobre la que consta una orden de alejamiento del domicilio conyugal, se encontraba ebrio frente al mismo.

Los agentes locales dieron una batida por la zona sin hallar a nadie en la zona. Sin embargo, 45 minutos más tarde, la misma mujer volvió a llamar informando de que había regresado el sujeto. Una patrulla se personó inmediatamente y procedió a su identificación. Se trata de un varón de 43 años y de nacionalidad española al que le consta una requisitoria policial de busca, detención y personación en el Servicio de Atención a la Familia del Cuerpo Nacional de Policía por un presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar, por lo que fue detenido y trasladado a Comisaría.

Minutos después, a las 19.25 horas del miércoles, la Sala del 092 recibió otra llamada denunciando un posible episodio de malos tratos en un domicilio en la calle Sorbas, en las 500 Viviendas. De inmediato, se desplazó allí un dotación de la Policía Local que halló a una joven de 18 años arrojada en un sofá y quejándose de dolores en la barriga. Indicó a los agentes que el día anterior había discutido con su marido y que, tras dormir el susodicho en casa de su madre, había regresado al domicilio familiar para ver a los tres hijos de ambos, momento que aprovechó para, delante del mediano, exigirle su teléfono móvil. Al negarse a dárselo le propinó una fuerte patada y abandonó la vivienda.

La mujer indicó que probablemente había regresado a casa de su madre, en la calle Rodrigo Vivas Miras. Allí, los agentes localizaron a un individuo de similares características a las indicadas. Tras identificarlo como J. R. R. M., de 32 años, este hombre reconoció haber discutido con ella, pero negó que la hubiera agredido, pese a lo cual fue detenido por un presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos