Detenido por pegar a su madre en silla de ruedas

Agentes de Policía Local de Almería durante una intervención en una imagen de archivo. /
Agentes de Policía Local de Almería durante una intervención en una imagen de archivo.

En menos de 72 horas se han producido dos arrestos relacionados con casos de malos tratos en la capital

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Dos varones, uno de 52 años y otro de 18, han sido detenido por agentes de Policía Local en Almería capital por sendos casos de malos tratos en el ámbito familiar. El primero de ellos tuvo lugar el pasado viernes a mediodía cuando se llevó a cabo la detención de J. M. F., de 18 años de edad y vecino de la capital, acusado de agredir a su madre quien, además, presenta una discapacidad física. Esta detención se llevó a cabo en la carretera del Mamí tras requerirse la presencia de los agentes policiales desde un comercio en el que la mujer se refugió «huyendo de su hijo, que la había agredido varias veces con anterioridad».

Personada una patrulla en el lugar, los agentes observaron que la víctima iba en silla de ruedas debido a una discapacidad física que le impide andar. La mujer les indicó que momentos antes le había pedido a su hijo que se fuera del domicilio familiar debido a su comportamiento agresivo, «a lo que éste respondido propinándole varias patadas en el estómago y en otras partes del cuerpo, lo que la obligó a refugiarse en un comercio cercano». La mujer aseguró que no era la primera vez que la agredía, al igual que a su propio padre, aunque nunca lo había denunciado, pero esta vez sí quería hacerlo.

Tras localizar al joven, reconoció «que había discutido con su madre tras echarlo de casa» pero «negó haberla agredido». El presunto agresor fue detenido y llevado a dependencias policiales.

Violencia de género

El segundo caso de malos tratos en el hogar en el que ha actuado Policía Local en los últimos días, tuvo lugar durante la pasada medianoche en la Rambla Alfareros de la capital. Una patrulla policial se personó en el lugar de los hechos tras ser requerida por una mujer debido a la actitud agresiva de quien resultó ser F. M. S., de 52 años y vecino de Almería. La víctima explicó a los agentes que había discutido con su marido en el domicilio y que tras recibir gritos e insultos la agredió en presencia de sus hijos menores.

Interrogado al respecto el presunto autor de la agresión, éste reconoció que habían discutido, pero negó que la agrediese, sino que había sido ella la que le había golpeado a él, ya que están en trámites de separación.

La mujer manifestó no querer interponer denuncia, aunque los agentes le aconsejaron que sí lo hiciera y acudiera a Comisaría, adonde fue trasladado el presunto agresor para que instruir el correspondiente atestado.