Detenida y en prisión la acusada de estafar en alquileres de pisos

Detenida y en prisión la acusada de estafar en alquileres de pisos

Se le atribuyen siete denuncias y más de 4.000 euros en estafas aunque los afectados hablan del triple de víctimas, por ahora

A. AMATE ALMERÍA

Después de semanas desde que se destapara la posible existencia de un fraude con epicentro en Almería, S. L. A., la mujer de 30 años acusada de llevar a cabo «una estafa continuada» en alquileres de viviendas vacacionales a través de Internet, fue detenida durante la jornada del pasado miércoles en las inmediaciones del Centro Municipal de Acogida, según confirmaron fuentes de Policía Nacional. En la mañana de ayer, pasó a disposición judicial y, tras declarar ante el magistrado del Juzgado de Instrucción número 2 de Almería, en funciones de guardia, fue decretado su ingreso en prisión de manera provisional. Le atribuyen siete denuncias en todo el país aunque los afectados aseguran que son muchas más. Al menos, el triple.

La noticia corrió como la pólvora en el grupo de Whatsapp en el que se comunican los afectados por estas estafas que, hasta el momento, se conocen ya que no se descarta que en próximas fechas nuevas personas digan haber sido víctimas de los timos perpetrados por esta extrabajadora de inmobiliaria. Un colectivo compuesto por una veintena de familias, dicen, de quienes habría conseguido de forma fraudulenta cantidades de entre 250 hasta más de 1.300 euros a través de transferencias bancarias realizadas para reservar apartamentos en zonas de veraneo. Ahora, ya con su presunta estafadora en prisión, preparan una acusación colectiva. Ellos cifran el fraude en más de 15.000 euros hasta el momento.

Sin embargo, las cifras aportadas por Policía Nacional en base a las denuncias contra esta mujer recibidas hablan de un total de 4.475 euros estafados a siete denunciantes. El primer caso lo ubican en la localidad de la Rinconada de Málaga donde se presentó una denuncia durante el mes de junio en el que se acusaba a S. L. A. de «apoderarse mediante engaño de 300 euros de su víctima».

Sucesión de denuncias

Tras esta primera, se sucedieron otras «por los mismos hechos» en Granada, Barcelona, Utrera (Sevilla), Usera (Madrid) y en dos ocasiones en Almería. Los afectados aseguran que, además, se han interpuesto más denuncias en Andújar (Jaén), Vitoria-Gazteiz (Álava) e, incluso, Macael, contra esta misma persona tras descubrirse nuevos casos. Pero, por ahora, el juzgado debe centrarse en las siete que constan a la Policía Nacional, que llevó a cabo su detención.

El arresto de S. L. A. se produjo en el entorno del citado albergue municipal, cuando agentes policiales de paisano se encontraban inmersos en la investigación sobre este caso, siguiendo «el rastro de perjuicios económicos que había ocasionado en sus víctimas». Asimismo, sobre la detenida constaba una Reclamación Judicial en vigor realizada por un juzgado de la localidad sevillana de Dos Hermanas (Sevilla).

Estafa «acreditada»

La investigación policial, que continúa abierta, determinó que queda «suficientemente acreditada la intención defraudatoria de la detenida, consistente en el propio conocimiento de estar engañando a los denunciantes al recrear en los mismos un escenario ficticio y construido 'ad hoc'». De hecho, las víctimas de esta presunta estafadora, descubrieron nuevos intentos de fraude, incluso, después de conocerse que S. L. A. se encontraba en situación de búsqueda y captura, un hecho «incomprensible» para este grupo de personas que, desde hace semanas, crece cada día más y que esperaban la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Algo que ya ha ocurrido.

S. L. A. empleaba siempre el mismo 'modus operandi' a la hora de realizar sus timos. En primer lugar, insertaba un anuncio en la página Milanuncios.com en el que ponía en alquiler «a precios muy competitivos» viviendas vacacionales en distintos lugares, aunque la mayoría de ellas -que se sepa hasta el momento- se encontraban en El Toyo y Retamar. Cuando alguien se interesaba en alquilar la vivienda, mantenía contacto telefónico y acordaba el pago de la cantidad de dinero convenida «en concepto de reserva del piso o, incluso, adelanto de parte del alquiler», señalaron desde Policía Nacional. Las víctimas, reconocieron desde la investigación, «en la mayoría de los casos se quedaban a la espera de la llegada de la documentación del alquiler que nunca reciben así como de la localización exacta del inmueble reservado».

Destacaron también los investigadores encargados de este asunto los casos, ya mencionados por las propias víctimas, en los que «los perjudicados se habían desplazado hasta el piso ficticio -incluso desde otros países- para proceder a la entrega de la vivienda, algo que nunca se llegó a producir». De hecho, estos casos habrían contribuido a destapar los engaños perpetrados por S. L. A. dado que varias personas, víctimas de esta mujer, contactaron con una profesional del sector inmobiliario para rentar viviendas al verse sin alojamiento en El Toyo. Esta persona es B. -prefiere el anonimato-, fue ella quien comenzó a poner en contacto a todos los afectados hace varias semanas.

Más

Fotos

Vídeos