Más de 180 denuncias por estacionamiento indebido y acampadas en Cabo de Gata

Un agente inspecciona un aparcamiento situado en San Miguel de Cabo de Gata./G. C.
Un agente inspecciona un aparcamiento situado en San Miguel de Cabo de Gata. / G. C.

En lo que va de 2019 la Guardia Civil ha levantado 167 actas en los términos municipales de Níjar y Almería y otras 14 en Carboneras por incumplimiento de la normativa

EUROPA PRESSAlmería

La Guardia Civil ha formulado un total de 181 denuncias en 2019 por estacionamiento indebido de caravanas y autocaravanas, así como acampadas en áreas no permitidas del parque natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería), ya que estos comportamientos suponen infracciones administrativas que acarrean multas que van desde 601 euros para casos leves hasta 60.000 euros para las más graves.

Los datos aportados a Europa Press por la Comandancia de Almería indican que 167 de las actas se levantaron en la zona del espacio protegido que abarca los términos municipales de Níjar y Almería mientras que 14 de las denuncias por incumplimiento de la normativa fueron en Carboneras.

Las multas se derivan tanto del estacionamiento en lugares no permitidos con señalización vertical de prohibición expresa entre San José y Cala Carbón, y otros por pernoctaciones, ya que está prohibida como acampada libre. El mayor número de infracciones suele producirse en la Cala del Plomo, Las Isleta del Moro, La Fabriquilla y la Playa del Arco en Los Escullos.

Estas denuncias se hacen de conformidad al artículo 26 de la Ley 2/89, de 18 de julio, por la que se aprueba el inventario de espacios naturales protegidos de Andalucía y se establecen medidas adicionales para su protección, una norma que regula la acampada, el estacionamiento o la circulación con vehículos a motor por el interior de espacios naturales protegidos fuera de los lugares habilitados expresamente para ello.

Por otro lado, la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha trasladado a Europa Press que «se va a intensificar» la presencia de agentes de Medio Ambiente «para apercibir» de que estas «prácticas están prohibidas» si bien ha precisado que a lo largo de 2019 no se han formulado denuncias.

La junta rectora del Parque Natural aprobó en 2014 el Plan de Gestión de Movilidad Sostenible en el espacio natural con la idea final de ofrecer a los usuarios oportunidades para que pudiesen dejar su vehículos en áreas de estacionamiento y servicio de playas, de manera que pudieran desplazarse a pie, en bicicleta o en transporte público.

Asimismo, el plan contempla la creación de áreas de estacionamiento de autocaravanas, con una disposición más alejada de la costa, en zonas de entronque de las principales vías de comunicación.

En el análisis de la situación que realizó el plan, se confirmaba la tendencia alcista en cuanto a afluencia se viene registrando a las playas de Cabo de Gata-Níjar sobre todo en el periodo estival, aunque la situación, en menor medida, se registra a lo largo de todo el año, lo que acarrea una serie de problemas que se trata de atajar mediante un modelo de gestión planificado y dotado de medios.

En el marco de este plan se ha implantado el control de acceso desde el 15 de junio hasta el 16 de septiembre a las playas de poniente de San José que limita el aumento de tráfico rodado al constituir un factor de degradación de los valores naturales de estos enclaves de alto valor ecológico, a la vez que conlleva graves problemas de colapso en las vías de acceso a las mismas.

Un total de 48.078 personas han visitado a lo largo del mes de julio estas calas, lo que supone un descenso en la afluencia ya que en el mismo periodo del año anterior fueron 68.340 las personas que acudieron a este espacio.

Entre los usuarios del frente litoral entre la Playa de Los Genoveses hasta Cala Carbón, pasando por el arenal de Mónsul, 5.202 optaron por utilizar el servicio de transporte urbano con la línea metropolitana M-212.

Por otro lado, el control de accesos y regulación del estacionamiento de vehículos en los aparcamientos habilitados en Mónsul, Genoveses y Barronal registró un total de 21.438 vehículos, que se traduce en una afluencia estimada de 42.876 personas.