El PP ve «criterios más políticos que técnicos» en el veto a la eliminación de los árboles en la Plaza Vieja

El PP ve «criterios más políticos que técnicos» en el veto a la eliminación de los árboles en la Plaza Vieja

Martínez Labella asegura que la propuesta aprobada obtiene por parte de la Comisión «el informe favorable, eliminándose con ello la obligatoriedad de completar el anillo de arbolado con la misma especie y porte»

E. P.ALMERÍA

La concejal de Fomento del Ayuntamiento de Almería, Ana Martínez Labella (PP), ha asegurado que el veto de la Comisión Provincial de Patrimonio a la eliminación de los árboles en la Plaza Vieja «obedece más a criterios políticos que técnicos» y ha afeado a este órgano que se «extralimite» en su pronunciamiento sobre la viabilidad de la modificación del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) propuesta por el Consistorio.

«La comunicación de la Comisión de Patrimonio respecto de la modificación puntual número 64 del PGOU de Almería para poder llevar a cabo la supresión del deber de mantener y completar el anillo de arbolado en la plaza, va más allá y se pronuncia sobre la obligación de conservar los árboles existentes, sin ser éste objeto de la modificación que debe ser informada por la Comisión», ha criticado.

En un comunicado, Martínez Labella ha afirmado que la propuesta aprobada en pleno para la modificación de la ficha obtiene por parte de la Comisión «el informe favorable, eliminándose con ello la obligatoriedad de completar el anillo de arbolado con la misma especie y porte, anillo sobre el que no se pronuncia la referida ficha».

«Creo que no es el momento de pronunciarse respecto del mantenimiento de los árboles», ha insistido para recalcar que la intención del equipo de gobierno es llevar a término las obras de rehabilitación y reforma de la Casa Consistorial y de la Plaza de la Constitución, «que es lo que preocupa a los almerienses para culminar de una vez un proyecto fundamental en el proceso de rehabilitación del casco histórico alargado demasiado en el tiempo».

Información relacionada

Así, ha indicado que su conclusión es un objetivo «irrenunciable, por encima de cuestiones políticas» y que el objetivo municipal pasa por que este espacio «recupere el protagonismo administrativo, social, cultural y turístico que merece el corazón de la ciudad».

«Tendrán que ser ahora los jurídicos y técnicos municipales quienes valoren el resultado de este informe y decidan si se puede seguir adelante con el proyecto de la urbanización de la Plaza Vieja, tal y como ha quedado redactado finalmente, donde se mantiene arbolado y reubica para una mejor visión del patrimonio arquitectónico que arropa la Plaza, patrimonio que la propia comisión obvia y olvida», ha señalado.

Martínez Labella ha insistido en que el análisis de las cuestiones técnicas corresponde a los técnicos y no a los políticos y ha remarcado que son los técnicos municipales «quienes han apuntado que es la ficha del Catálogo de Bienes Inmuebles de la Ciudad, donde no se alude a la presencia o protección de los árboles, la que prevalece sobre las normas urbanísticas y no al revés».

Finalmente, ha recordado que la propuesta de la modificación sigue la idea sugerida en la propuesta ganadora en el concurso realizado por el Ayuntamiento para la urbanización de la Plaza Vieja, «planteando en el proyecto aprobado la recuperación de la configuración original de la plaza y la función para la que fue construida como un espacio de reunión, de actividad social, de convivencia».

«El debate no debe estar en quien salva o quita árboles, y sí en devolver el protagonismo que merecen la casa consistorial y su Plaza Vieja, cuya rehabilitación estuvo bloqueada por la Junta de Andalucía durante muchos años, y también las edificaciones monumentales que la rodean», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos