La DGT copiará la norma de Almería para los patinetes eléctricos

Varias personas utilizan patinetes eléctricos./NITO SALAS
Varias personas utilizan patinetes eléctricos. / NITO SALAS

Los patinetes tendrán prohibido la circulación por aceras y tendrán su zona natural en los carriles habilitados para las bicicletas

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESAlmería

España regulará -por fin- los vehículos de movilidad personal. Son, entre otros, los segway y los patinetes eléctricos. La Dirección General de Tráfico ya trabaja en un borrador de normativa que pondrá coto a estos nuevos métodos de movilidad que están calando en las ciudades -sin ir más lejos, en Almería, donde cada vez son más comunes- y que habían provocado algunos problemas de convivencia en lugares de gran aglomeración en las ciudades más turísticas.

Sin embargo, cuando entre envigor esta nueva normativa no habrá apenas cambios en el caso de la ciudad de Almería. La razón es que, básicamente, el contenido del borrador es el que ya se aprobó en la capital en la Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas de la Ciudad de Almería. Según este texto legal, vigente desde julio de 2016, el uso de estos vehículos es solo posible en zonas específicas: vías ciclistas segregadas del tráfico rodado (pista bici, carril bici protegido y acera bici) así como sendas ciclables y zonas de prioridad peatonal. Eso sí, en estos últimos casos, siempre y cuando la velocidad se adecue a la de los peatones y atendiendo a que nunca se sobrepase los 10 kilómetros por hora. Esto es, resumiéndolo a una única frase: la DGT impondrá el modelo de convivencia de Almería a todo el país.

De momento, se podría decir que da buenos resultados. Si bien los vehículos de movilidad personal no han proliferado al mismo nivel que en otras ciudades -por ejemplo, Madrid, Barcelona, Sevilla, Granada o Málaga- también es cierto que cada vez es más común ver sómo se utilizan en el día a día y como medio de transporte por la gente más variopinta y de edades más dispares. Y aún así, a día de hoy no se ha registrado -indican fuentes municipales- ningún incidente de cierta gravedad. No se tiene constancia de atropellos graves, de traslados hospitalarios o de cualquier otra consecuencia de relevancia relacionada con el uso de patines eléctricos en Almería. Y tampoco se ha multado a nadie por circular fuera de las zonas habilitadas al efecto.

La demanda de una normativa estatal para los patinetes eléctricos se había convertido en un runrún que se desbordó con el primer accidente mortal en el que estuvo implicado uno de estos vehículos: una mujer de 40 años moría en el hospital Parc Taulí de Sabadell tras ser atropellada por un camión. La usuaria del patinete cayó de la acera a la calzada sin que el camión pudiera evitar el atropello.

La DGT busca ahora establecer un marco regulatorio ante un fenómeno que le ha pillado desprevenida. La única normativa expresamente relacionada con los vehículos de movilidad personal fue una instrucción dictada en 2016 y que ha quedado sobrepasada por las dimensiones que ha adquirido este fenómeno. La previsión inicial es que la norma esté aprobada a finales del primer semestre del año. Eso sí, no implicará la necesidad de tener carné o la obligatoriedad de un seguro, algo reservado sólo y exclusivamente a los considerados como vehículos a motor -no sería el caso-.

Han llegado para quedarse. Y ante unas perspectivas cada vez más encaminadas a la restricción del tráfico en las ciudades, parecen una solución muy sopesable. Casi siete de cada diez españoles se lo plantearía como una opción. Y uno de cada cinco ya lo ha usado, aunque sea por ocio según una encuesta de la Fundación Línea Directa. Eso sí, tiene sus riesgos. Y ahí es donde va a meter la norma la DGT. Aunque Almería se le adelantase.

 

Fotos

Vídeos