El cónsul de Filipinas visita al joven almeriense atrapado en Taiwán

Álvaro Carrión en uno de los vídeos publicados en redes sociales para contar su historia. /
Álvaro Carrión en uno de los vídeos publicados en redes sociales para contar su historia.

Tras el encuentro celebrado en Taipei han determinado que «la mejor vía» es llegar a un acuerdo económico con la familia de la mujer que se chocó en bicicleta con la moto que conducía el joven de Olula del Río

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

El cónsul general de España en Filipinas, Fernando Heredia, ha mantenido un encuentro durante la jornada de hoy con Álvaro Carrión, el joven vecino de Olula del Río que desde el pasado mes de agosto se encuentra atrapado en Taiwán tras verse implicado en un accidente de tráfico. Según ha publicado el propio Carrión a través de su página de Facebook, 'SOS desde Taiwán', con motivo de la visita del cónsul español en Filipinas se ha trasladado a la localidad de Taipei, capital del país, «a fin de encontrar una solución» al conflicto.

«Hemos estado estudiando, preguntando un montón y pensando sobre todas las posibilidades posibles para solucionar esto cuanto antes», escribe el joven estudiante de doctorado en Geología en el texto publicado esta misma tarde en la citada red social. «De momento hay que esperar e ir poco a poco, pero como hemos podido comprobar, la mejor vía para poder solucionar el asunto es la de alcanzar el acuerdo económico con la familia cuanto antes», continúa el oluleño quien ya explicó, también a través de este mismo medio, cómo en aquel país es habitual este tipo de proceder.

Asimismo, ha agradecido las muestras de agradecimiento públicas y el apoyo mostrado por las distintas instituciones sobre un caso que comenzó en agosto, cuando el joven que se encontraba en aquel país para llevar a cabo una investigación relacionada con su campo de estudio se vio implicado en un accidente.

Álvaro Carrión viajaba en motocicleta por la ciudad de Tainan -transporte habitual en la zona- cuando se cruzó con una bicicleta conducida por una mujer de avanzada edad que chocó contra él y que, días después, falleció. Una primera resolución judicial, describió el propio joven, consideraba a la fallecida como responsable del accidente, sin embargo, en el país taiwanés se debe indemnizar a la familia de la persona finada en un accidente y es, precisamente, este pago el que retiene al doctorando de Olula del Río en Taiwán desde hace cuatro meses cuando su estancia prevista era de dos.