¿Qué cobran los concejales?

¿Qué cobran los concejales?

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELES

La publicación por parte del Ministerio de Hacienda y Función Pública -a través del Portal de la Transparencia- de los ingresos de los regidores de los ayuntamientos de la provincia ha levantado polvareda. Especialmente en Almería, donde según Hacienda, el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, habría cobrado en 2016 más que el propio presidente del Gobierno. El Consistorio argumentó que dichos datos son erróneos, que ha trasladado al departamento ministerial que dirige Cristóbal Montoro este «error» y ordenó publicar en el tablón de anuncios de la web municipal -a falta de portal de la transparencia propio- los salarios de la Corporación para este año. En el caso de los ediles sin dedicación -que sólo cobran asistencias a Pleno y a Comisiones- incluyó los datos de 2017.

Sin embargo, los conceptos de las percepciones de los ediles son muy diversos. Por ejemplo, la tabla no recoge los ingresos por la asistencia de los ediles a los consejos de administración de las empresas públicas de las que puedan ser miembros. A día de hoy, los designados por sus grupos para formar parte del consejo de administración de Almería XXI, la empresa municipal de la vivienda, cobran 250 euros brutos por cada reunión. Hasta hace escasas semanas, esto también ocurría en Almería Urban . Y esto, aunque los regidores tengan liberación absoluta para su dedicación a la gestión municipal.

Por ejemplo, en 2016 hubo cuatro reuniones de Almería XXI y siete de Almería Urban. Un concejal que fuera miembro de ambas -por ejemplo, el alcalde, pero también los portavoces de Cs e IU, indican fuentes municipales- habría sumado 2.750 euros brutos a su salario en el año 2016, fecha a la que hace referencia el informe del Ministerio de Hacienda.

Al margen de los ingresos de los regidores por su trabajo de representación institucional y política y las dietas por viajes oficiales y reuniones fuera de Almería -que puede observar en el gráfico anexo a esta información- el Ayuntamiento dota a los grupos municipales de unos fondos para el desarrollo de sus funciones habituales: 15.000 euros por grupo político y 9.000 euros por cada uno de sus miembros. Esos ingresos se deben dedicar a material de oficina, transporte y otros gastos ajenos a personal o bienes muebles o inmuebles.