Cinco terremotos que se sintieron en Almería, entre los 27 más duros

Todos acontecieron entre 1518 y 1804 y tan sólo tres de ellos sumaron casi 1.600 muertos entre la población almeriense

Almería está enclavada en una zona de intensa actividad sísmica, que explica la frecuencia de los temblores de tierra/IDEAL
Almería está enclavada en una zona de intensa actividad sísmica, que explica la frecuencia de los temblores de tierra / IDEAL
VÍCTOR J. HERNÁNDEZ BRUAlmería

Cinco han sido los terremotos que se han dejado notar en la provincia de Almería y que, según los datos registrados por el Instituto Geográfico Nacional, se encuentran entre los más importantes de la historia de Almería.

Dicho registro no abarcan, lógicamente, toda la historia de la provincia, puesto que tan sólo existen datos registrados y fiables desde 1048. De hecho, de esa fecha data el primer gran terremoto registrado, en concreto en la localidad alicantina de Orihuela, cuya mezquita quedó completamente destruida. Corría el siglo VIII después de Cristo y la península estaba mayoritariamente dominada por el Islam.

El primero de los registros de terremotos graves en la provincia de Almería data del 9 de noviembre de 1518, con un seísmo registrado a -1.8667 de longitud y 37.2333 de latitud, que causó 165 muertos en la localidad de Vera.

Cuentan las crónicas de la época que todas las viviendas del municipio veratense se vieron afectadas y una mayoría de ellas resultaron completamente derruidas, en una catástrofe que todavía está en la memoria colectiva de los habitantes de la localidad del Levante almeriense.

Un millar de muertos

El siguiente registro de gran terremoto con protagonismo en Almería fue el 22 de septiembre de 1522. En concreto se trató de un terremoto de magnitud 6.5 en la Escala de Ritcher, localizado en el Mar de Alborán, zona considerada de gran peligrosidad sísmica, a -26667 de latitud y 36.9667 de longitud.

Almería resultó ese día sacudida por un tremendo y prolongado temblor, que se tradujo en nada menos que un millar de muertos y la caída de la mayor parte de las casas en Almería, al igual que en la localidad granadina de Ugíjar.

Ambos fueron los dos grandes seísmos del siglo XVI, pero en el XVII también quedaría registrado otro de grandes proporciones, aunque para nada comparable al anterior. Fue, en concreto, el último día de 1658, el 31 de diciembre, cuando la ciudad se preparaba para despedir el año cristiano.

Imagen de Almería tras el tremendo terremoto de 1522, que causó un millar de muertes
Imagen de Almería tras el tremendo terremoto de 1522, que causó un millar de muertes / IDEAL

A -24667 de longitud y 36.8333 de latitud, la catástrofe causó graves destrozos en la ciudad de Almería y alrededores, aunque no de la magnitud del que se había vivido 138 años antes, tras lo cual, toda la urbe había sido reconstruida.

El siglo XVIII fue tranquilo en cuanto a grandes temblores en la provincia almeriense, pero lógicamente la ubicación de la zona seguía y sigue estando en un área conflictiva en cuanto a placas tectónicas y ello volvería a hacerse notar en el arranque del XIX.

En concreto, el 13 de enero de 1804, se producía un terremoto de 6,7 en la Escala de Ritcher y con epicentro localizado en el Mar de Alborán, en concreto a .3.5833 de longitud y 36.0833 de latitud, causó dos muertos y graves daños, pero más en la ciudad de Motril que en la costa almeriense. En realidad, en la capital de Almería, aunque se dejó notar, no causó apenas daños de importancia.

Pero aquel temblor de principios de 1804 no era más que el preludio de otro mucho más dañino, no tanto por la intensidad, puesto que el de Alborán había sido de 6,7 grados y éste se quedó en 6,4, sino por su ubicación: en el municipio de Dalías, en concreto a una longitud de -2.8333 y latitud 36.7667.

Fueron un total de 407 los muertos causados por esta catástrofe, amén de ver destruidos la mayoría de los edificios del municipio daliense, así como los de Berja y Roquetas de Mar y sembrar el pánico y el posterior horror en la población.

Cinco entre 27

Son, por tanto, cinco grandes temblores que han sacudido la provincia de Almería y que están considerados por el Instituto Geográfico Nacional dentro de los 27 más importantes que se han vivido en territorio español desde que se tienen datos fiables, es decir, desde el siglo XI.

Para entender la dimensión de estos datos, hay que tener en cuenta que el último de esos 27 grandes terremotos registrados en este listado es el que aconteció en la vecina localidad de Lorca el 11 de mayo de 2011, con nueve muertos y grandes daños en la ciudad, en concreto con un 5% de los edificios con daños estructurales graves y un 13% con daños moderados. Aquel terremoto tuvo una intensidad de 5,1 en la Escala de Ritcher, menor que tres de los cinco grandes seísmos almerienses de los que se habla en esta información.