El 'Cheque-Libro'

J. N. ALMERÍA.

Una de las costumbres que se cumple cada año en la vuelta al cole es la tardanza de los padres en encargar o comprar el material escolar necesario para sus hijos, algo que, según aseguran desde las librerías almerienses, está cambiando. Los padres ya no esperan hasta el último momento para comprar el material gracias, en gran medida, al llamado 'cheque-libro', ya que esta medida ha hecho que se adelante la venta de libros de texto. «Antes era en septiembre y ahora es casi más bien en junio», afirman desde la Librería Picasso. Los padres acuden a las librerías con el 'cheque-libro', con la lista de material y «antes de irse de vacaciones lo quieren dejar todo listo», explica la encargada de esta librería.

El 'cheque-libro' es un documento que genera la Junta de Andalucía para la gratuidad de libros de texto en Primaria y ESO. Con esta medida, el alumnado de enseñanza obligatoria que se encuentre en centros docentes de Andalucía y estén sostenidos con fondos públicos puede disponer de forma gratuita de los correspondientes libros de texto para su curso. Los libros son propiedad de la Administración educativa y, una vez termine el curso escolar, permanecerán en el centro docente para que puedan ser utilizados por otros alumnos o alumnas en el curso siguiente.

Dejando a un lado la ventaja económica que supone el 'cheque-libro', aquellos materiales que no entran dentro de la medida de gratuidad o que pertenecen a cursos posteriores, mantienen sus precios con respecto a cursos pasados. En las librerías destacan esta congelación de los precios, que ha provocado que los padres busquen el ahorro a toda costa. «Vienen y piden precio de todo y a todos», afirman desde las librerías.

A la hora de buscar el ahorro en el material, los casos en los que las librerías perciben sobremanera las dificultades por las que pasan algunas familias es en el de aquellos padres que tienen varios hijos de entre tres, cuatro y cinco años, ya que no pueden optar al 'cheque-libro'. Además de no poder disfrutar de esta ayuda, el material que corresponde a niños de estas edades «supera en casi todos los casos los 100 euros e incluso, puede llegar a 150 o cerca de 200 euros», según reconoce la encargada de la Librería Picasso.

Fotos

Vídeos