Las cenizas del andalucismo ¿florecen de nuevo?

El PSOE inicia contactos con algunos de los candidatos del ya extinto Partido Andalucista para sumarles a sus candidaturas. Entre ellos está el veratense Félix López. La finalidad es seguir sumando para intentar hacerse con la Diputación

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

A la sombra de las elecciones autonómicas, de soslayo, como quien hace una travesura, las direcciones provinciales de los partidos andan en muchos casos pensando más en la cita de mayo que en la de diciembre. No en vano, en primavera se juegan 104 gobiernos locales, mancomunidades, más de mil asientos de concejal y la mayor parte del poder de las centrales (aquí, en el terruño) de los partidos políticos. Unos -dicen por ahí- andan seduciendo o intentándolo a algún fichaje estrella que les permita dar la campanada después de las navidades. Y otros están a la caza y captura de un suculento, escueto pero nada desdeñable bocado, que les aporte un buen puñado de votos que sumar en la carrera indirecta hacia el Palacio Provincial de Navarro Rodrigo. El PSOE intenta atraerse hacia sus filas a quienes se han quedado con grupo pero sin partido: los andalucistas.

Es un secreto a voces -que nadie niega y muchos confirman- que el PSOE ha iniciado contactos con el actual alcalde de Vera, Félix López, para que retorne a la casa desde la que se lanzó a la política hace décadas. Ahora es todo más fácil: no hay PA. Tan sólo quedan sus sedes y los mínimos rescoldos de asistencia a sus grupos municipales repartidos por Andalucía. Y algunos de sus compañeros de filas, concejales, estrechos colaboradores, ya se habían dejado ver en actos de partido del PSOE -incluso en algún mitin de Susana Díaz-. Las conversaciones son, insisten fuentes cercanas, muy incipientes. Aún faltarían muchos cabos que atar.

En 2015, el PA obtuvo 2.117 votos en Vera. Siete regidores que cogobiernan -sin que haya habido ningún gran sobresalto- con los dos concejales que logró el Partido Socialista en la localidad. En la provincia fueron 4.638 y 16 regidores. Y prácticamente concentrados en dos partidos judiciales: en los de Levante y Norte de la provincia, Vera y Huércal-Overa.

El Partido Andalucista no ha dado ninguna directriz -no puede hacerlo porque, de hecho, no existe-. Es más, de sus cenizas han surgido movimientos como Andalucía x Sí, Izquierda Andalucista o Primavera Andaluza (las dos últimas, integradas junto con Podemos e IU en la coalición Adelante Andalucía). Pero en Almería, los más buscan otros lugares. Y a la mano izquierda símbolo histórico del andalucismo político podría florecerle, de repente, una rosa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos