Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscripción Semestral + 2 Entradas Cine Megarama (valoradas en 13,60euros), ahora por 24'95euros

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app exclusiva sin publicidadNewsletters personalizadasEl Club: Ventajas, sorteos y actividades.

«La caridad en plan 'freelance' puede ser peligrosísima»

Juan Luis Pérez con una usuaria de Cruz Roja. Abajo, en la entrada del centro y en una visita a un enfermo hospitalizado en Torrecárdenas. /A. A. / C. C.
Juan Luis Pérez con una usuaria de Cruz Roja. Abajo, en la entrada del centro y en una visita a un enfermo hospitalizado en Torrecárdenas. / A. A. / C. C.

Juan Luis Pérez tiene 76 años y muchas vidas por detrás. Jesuita, marido, padre, trabajador... Tras jubilarse decidió que debía ayudar a otros

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Ayudar engancha. Es casi una droga -salvando las distancias, sobre todo, si se trabaja con personas drogodependientes- y como tal debe hacerse pensando en el modo en que se puede ser de mayor utilidad y evitar quemarse bajo el sol que ilumina el camino del altruismo. «Cuando empecé a ser voluntario, me planteé que era mejor la continuidad que la intensidad», explica Juan Luis Pérez, granadino de nacimiento y almeriense de adopción que desde que se jubiló hace once años acude, al menos, dos veces en semana a satisfacer una necesidad básica para él. «No tengo ningún mérito, para mi es una necesidad», asegura sobre la labor voluntaria que desempeña para Cruz Roja Almería.