La calle Guadarrama queda abierta al tránsito peatonal con el inicio del curso

Así ha quedado la calle Guadarrama tras su reforma integral, a falta de la plantación de las jardineras./IDEAL
Así ha quedado la calle Guadarrama tras su reforma integral, a falta de la plantación de las jardineras. / IDEAL

Los trabajos quedan finalizados a falta únicamente de completar la dotación de ajardinamiento y del concurso de grafitis

DANIEL SERRANOAlmería

Coincidiendo con el inicio del curso escolar, ya está abierta al tránsito peatonal la calle Guadarrama, en el entorno del Conservatorio de Música. Así lo anunció el pasado lunes el Ayuntamiento de Almería, que recordó que aún queda pendiente de completar la dotación de ajardinamiento.

A falta de esto, las obras están prácticamente concluidas. Tras la reforma integral de esta vía se ha ganado en permeabilidad y accesibilidad, además de hacer de este espacio un lugar más luminoso y seguro, tal y como demandaron en su día los vecinos y las asociaciones de padres de los centros escolares de la zona.

La inversión municipal de esta actuación ha sido de 250.000 euros y la ejecución ha contado con cuatro meses de trabajos. La actuación que se ha desarrollado en este entorno urbano ha sido de carácter integral a través de un diseño que busca una mayor funcionalidad de la calle, según explicó la concejala de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, favoreciendo y potenciando tanto la estancia como el tránsito peatonal.

Además de mejorar las condiciones peatonales, el proyecto ejecutado viene a mantener parte de la circulación rodada y el aparcamiento que siempre ha tenido esta calle, en su primer tramo y con acceso a través de la calle Calzada de Castro.

Uno de los cambios más notables que deja entrever esta actuación refiere la zona peatonal. Por un lado, resolviendo el fondo de saco y aparcamiento indiscriminado que se venía produciendo en la zona próxima a Calzada de Castro, y creando en ese entorno una nueva zona de estancia, siendo una zona muy transitada.

Para la reforma del acceso al Conservatorio de Música se ha ejecutado un recorrido diáfano permitiendo resolver los diversos cambios de nivel existentes sin presentar obstáculos a la movilidad. Todos los cambios de nivel se han resuelto con la ayuda de jardineras de forma elíptica que permiten la transición entre las distintas alturas, sirviendo de apoyo a escaleras y rampas que dan acceso a las mismas.

Las mejoras a nivel de urbanización, con la pavimentación de aceras y calzadas, nueva iluminación, señalización vertical y horizontal que ordene el tráfico peatonal y rodada y la dotación de mobiliario urbano, se vio completada anteriormente con la renovación de las infraestructuras existentes: redes de saneamiento, pluviales, abastecimiento de agua y alumbrado público.

Durante la ejecución de los trabajos también se han eliminado los grafitis que llenaban las paredes de los centros educativos de la zona. Si bien, Martínez Labella también anunció que ya se han iniciado conversaciones con el Conservatorio de Música con la intención de convocar un concurso, con la colaboración incluso de la Escuela de Artes, para volver a realizar sobre las paredes, hoy limpias, nuevos grafitis, de forma ordenada, alusivos a las actividades que allí se realizan.