El buque de Melilla-Almería se topa con «al menos una decena de cadáveres» en el mar

Efectivos de Salvamento Marítimo de Almería durante un simulacro de rescate. / IDEAL

El barco se percató de la presencia de los cuerpos, ataviados con salvavidas y procedentes del naufragio de alguna patera, cuando pasaba junto a aguas marroquíes

Fran Gavilán
FRAN GAVILÁNALMERÍA

El Mar Mediterráneo ha vuelto a teñirse de rojo. De nuevo, el deseo por conseguir un futuro mejor y emprender una nueva vida ha dejado otra historia cargada de tragedia. Según ha podido confirmar este periódico, el buque ‘Sorolla’ de la compañía Transmediterránea se topó ayer con «al menos una decena de cadáveres» flotando en el agua mientras realizaba la ruta que une Melilla con Almería.

Fuentes consultadas por este periódico señalaron que el fatal hallazgo, a escasa distancia de la costa de la ciudad autónoma y en aguas de jurisdicción marroquí, se produjo entre las 15.30 y 16.00 horas de la tarde de ayer, mientras el buque hacía su ruta habitual hacia la capital almeriense.

Desde el ‘Sorolla’ se dio aviso de inmediato a Salvamento Marítimo. Al parecer, la tripulación del barco informó que había visto «al menos de una decena de cuerpos sin vida» en el mar, todos con el chaleco salvavidas y que todo hacía indicar que se trataba del «naufragio» de una patera.

El centro coordinador de Salvamento Marítimo, que no tenía constancia previamente de la salida de una infraembarcación de la costa marroquí, alertado normalmente por alguna ONG que opera en la zona, movilizó la salvamar Alcor, con base en Melilla, y se dirigió a la zona con la atención de comprobar si había supervivientes y realizar labores de rescate.

No obstante, la tripulación del Alcor no pudo actuar en la zona al tratarse de aguas bajo jurisdicción del Reino de Marruecos. Según ha podido confirmar este diario, Salvamento Marítimo ofreció ayuda a las autoridades marroquíes pero estas se hicieron finalmente cargo del posible naufragio y desecharon la ayuda del servicio dependiente del Ministerio de Fomento al tratarse de aguas bajo su jurisdicción.

Llegada masiva

Cabe recordar que la llegada masiva de pateras es una realidad a la que se enfrentan diariamente las costas almerienses. El pasado año llegaron a las costas almerienses más de 5.400 inmigrantes, principalmente de origen subsahariano, que fueron rescatados a través de 249 pateras que trataron de alcanzar suelo almeriense.

Estas cifras suponen el triple de personas rescatadas si se atiende a las contabilizadas el 2016 y dejan una media diaria de 15 personas rescatadas en aguas del Mediterráneo que bañan las costas de Almería. Al margen de que las mafias cambian continuamente de rutas, los agentes de la Policía Nacional han detectado un cambio en la procedencia mayoritaria de los inmigrantes. En concreto, más del 90% de las personas que fueron interceptadas al tratar de alcanzar nuestras costas entre enero y diciembre a bordo de embarcaciones «son de origen subsahariano». Un total de 259 menores en situación de desamparo fueron puestos a disposición de la Junta de Andalucía el pasado año.

Y parece que, pese a la llegada del invierno, el flujo de pateras no ha cesado desde que arrancó el nuevo año. Así, un total de 448 inmigrantes en situación irregular a bordo de 16 pateras han sido rescatados por Salvamento Marítimo o Guardia Civil y puestos a disposición de la Policía Nacional en apenas un mes.

Esta nueva tragedia en el mar se suma a la acontecida el pasado 20 de enero. En esta ocasión, el naufragio si se produjo en aguas españolas y se saldó con el fallecimiento de dos personas a diez millas de la Isla de Alborán, frente a las costas de Almería y Granada. Uno de ellos falleció mientras estaba siendo trasladado en el helicóptero de Salvamento Marítimo.

 

Fotos

Vídeos