Una batalla campal en Urgencias deja destrozos en el mobiliario

Una batalla campal en Urgencias deja destrozos en el mobiliario

Una pelea en un local de copas del centro de la ciudad acabó con enfrentamientos en el Hospital que tuvieron que ser atajados por agentes de la Policía Nacional

M. C.Almería

Lo que se inició como un enfrentamiento entre varias personas a las puertas de un local de copas del centro de la ciudad acabó con una batalla campal en el área de Urgencias del Hospital de Torrecárdenas. Según trasladaron fuentes cercanas al suceso, tras un enfrentamiento entre varios clientes de un local nocturno y los porteros de dicho local -que habría acabado con diversas lesiones entre dicho personal- dos personas, los trabajadores del bar, acudieron a Torrecárdenas para cumplimentar un parte de lesiones que les permitiera acudir a la Comisaría para interponer la correspondiente denuncia. Sin embargo, y en Urgencias, la pelea se replicó tras irrumpir los presuntos agresores en el Complejo y acabó en una «auténtica batalla campal». «Rompieron de todo», narran algunos testigos.

La Dirección Gerencia del Complejo Hospitalario Torrecárdenas ha condenado hoy el episodio de violencia registrado en el área de Urgencias en la madrugada del sábado al domingo, causando contusiones a dos profesionales de enfermería y destrozos en diverso mobiliario del centro. La Dirección del hospital clínico almeriense recrimina la actitud violenta con la que un grupo de personas irrumpió en las instalaciones, insultando, gritando y amenazando con agredir a dos pacientes que estaban siendo atendidos, así como a los propios profesionales.

A pesar de que el centro hospitalario cuenta con servicio de vigilancia, cámaras de seguridad y timbres antipánico en esta área, dentro del Plan de Prevención y Atención de Agresiones del Servicio Andaluz de Salud, no fue posible evitar este episodio de violencia que se había iniciado en el centro de la ciudad y que, desafortunadamente, finalizó en el hospital. Desde la Policía Nacional, que acudió inmediatamente al hospital para proceder a la detención de los agresores, se investigan ahora las causas de este incidente.

El centro, que ya se ha puesto a disposición de los profesionales agredidos, manifiesta su más absoluto rechazo a este tipo de conductas, que carecen de cualquier justificación. La agresión física o intimidación grave contra profesionales del sistema sanitario público en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales de Justicia, y así se han dictado sentencias en estos casos, castigándose con penas de uno a tres años de prisión.

El Plan de Prevención y Atención de Agresiones del sistema sanitario público de Andalucía incluye tanto medidas preventivas para luchar contra los ataques como un protocolo de actuación una vez que se produce cualquier situación de violencia. Entre las medidas preventivas se encuentran la instalación de sistemas de seguridad (cámaras de videovigilancia, timbres avisadores, guardias de seguridad, etc) como formación para que los profesionales aprendan a actuar ante situaciones de tensión. En los casos en los que se produce la agresión, el plan contempla apoyo psicológico y asistencia jurídica para las víctimas.

Fotos

Vídeos