El Ayuntamiento no pondrá ya los toldos en el Paseo hasta que no llegue la Feria

Trabajos de colocación del entoldado de Feria en el Paseo de Almería./IDEAL
Trabajos de colocación del entoldado de Feria en el Paseo de Almería. / IDEAL

Cultura se comprometió a colocarlos este año en julio y agosto pero no les ha dado tiempo a contratar la instalación «buscando un nuevo sistema de sustentación»

SERGIO G. HUESOALMERÍA

El Paseo de Almería no tendrá toldos hasta la Feria, que se celebra este año entre los días 17 y 25 de agosto. Incumplirá así el compromiso que el área de Educación, Cultura y Tradiciones adquirió con la ciudad el año pasado consistente en proteger del sol esta arteria del centro durante la totalidad de los meses de julio y agosto de 2018.

Después de haber arrancado el séptimo mes del año sin atisbo del entoldado y preguntadas al respecto por IDEAL, fuentes municipales confirmaron ayer que para este ejercicio no da ya tiempo a instalar las sombras hasta el inicio mismo de la festividad en honor a la Patrona, la Virgen del Mar. Los motivos parecen derivar, según la versión municipal, de los problemas que tuvieron que afrontar el año pasado después de la incorrecta sujeción de los paños en farolas o edificios protegidos como el del antiguo Casino, actual sede de la Junta de Andalucía en Almería, y cuya perforación acabó en los tribunales de Justicia.

Las fuentes consultadas esgrimieron que desde Cultura se ha querido evitar que se repitan estos hechos y que es por eso que van a contratar coincidiendo con la instalación un nuevo sistema de sustentación que garantice y dote a la ciudad del método más adecuado para la colocación de los toldos, dispuestos a cubrir una superficie aproximada de 5.600 metros cuadrados en los casi 700 metros de longitud del Paseo de Almería.

Según explicaron, la licitación de estas sujeciones específicas va a lanzarse de forma inminente, a tenor de lo que se espera por parte del área delegada, que tiene ya a la vuelta de la esquina la celebración de una nueva edición de la Feria. Otra más en la que el centro de las actividades en el corazón de la ciudad será de nuevo un Paseo de Almería cerrado al tráfico rodado con el objetivo de que sea el contexto en el que se celebre el mismo ramillete de actividades que ya tuvo lugar el año pasado por las mañanas.

No ha dado tiempo

Conscientes de la importancia que iba a ganar esta arteria, desde el área de Cultura contrataron el año pasado el suministro y custodia de su entoldado por un periodo de cuatro años y por un importe superior a los 215.000 euros. A partir de ahí, cada año debía poner en carga su instalación, tal y como hizo durante el verano pasado. Sin tiempo nada más que para colocarlo durante la semana de Feria, el Ayuntamiento se comprometió a que durante los ejercicios siguientes y hasta la terminación del contrato (2020), los toldos pudieran disfrutarse también en los meses duros del verano, unos julio y agosto en los que el centro es golpeado sin piedad por un sol que prácticamente impide el paseo hasta la noche.

Tras los problemas en la instalación ya citados, en los que hasta se llegaron a desoír informes técnicos que advertían de la mala sujeción de los anclajes, no obstante un paño llegó a descolgarse una mañana ventosa, el área de Cultura decidió al poco de cambiar de titular que este año había que buscar un sistema ideal para garantizar unos anclajes adecuados. Y así ha pasado el tiempo hasta el día de hoy. Fuentes municipales justifican el retraso en la contratación de este sistema de sustentación en la «incapacidad» que tiene Cultura en poder usar su partida disponible de inversiones para sufragar un arrendamiento, que es en este caso lo que se ha decidido hacer. «Se ha tenido por tanto que esperar un tiempo a que hubiese otra partida en la que sí pudiese realizarse la retención de crédito correspondiente», expusieron desde el área, desde donde confirmaron que por fin ya ha podido hacerse y que en los próximos días saldrá a licitación.

Una vez que la junta de gobierno local dé su visto bueno al procedimiento, quedará cumplir con el periodo de presentación de ofertas, adjudicación y firma del contrato. A partir de ahí tocará su instalación, que como aseguraron taxativamente estas fuentes llegará a tiempo para la celebración de los fastos. Siempre «al objeto de hacer más habitable esta zona al público asistente a las actividades culturales, de ocio y esparcimiento que se realizan durante la época estival y la Feria y Fiestas de Almería», según reza el contrato.

Fotos

Vídeos