El Ayuntamiento inicia la semana que viene la expropiación de la guardería de Nueva Andalucía

El inmueble lleva abandonado décadas y ha sido siempre un foco de conflicto social. /S. G. H.
El inmueble lleva abandonado décadas y ha sido siempre un foco de conflicto social. / S. G. H.

Estima su valor en unos 400.000 euros, que irá abonando a partir del año que viene en acuerdo con la mayoría de sus 300 propietarios

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESOALMERÍA

El concejal de Vivienda y Desarrollo Urbano, Miguel Ángel Castellón, dará la semana que viene la orden para iniciar el proceso de expropiación de la vieja guardería abandonada que se ubica en el polígono de San Isidro, en el barrio de Nueva Andalucía. Tras muchos «intentos infructuosos» llevados a cabo en este mandato, finalmente el área de Vivienda y Desarrollo Urbano ha encontrado la fórmula más «seria» y «responsable» de hacerse con un inmueble que lleva años siendo un foco de problemas para un vecindario que para más inri es el propietario.

Este edificio, con una potencialidad enorme, es una propiedad de tipo indivisa. O en román paladino, su titularidad corresponde a todo los vecinos de este polígono que antiguamente estaba organizado en una cooperativa gremial. Se han censado 300 dueños, cuya mayoría lleva años tratando de que el Ayuntamiento le quite de encima el 'muerto'. Cerrada a cal y canto, en este lugar ha habido incendios, peleas, trapicheos y hasta gente viviendo en condiciones no precisamente del agrado de sus propietarios, incapaces económicamente de remozar el inmueble y ponerlo en uso.

Es ahora cuando el Ayuntamiento acude en su auxilio consciente de que un edificio así no puede estar cerrado. Ante la necesidad de equipamientos sociales en esta zona de Almería, el área de Urbanismo tras varias reuniones con la asociación de vecinos de la cooperativa San Isidro, se ha decidido apostar firmemente por la vía de la expropiación. Según explicó Castellón, la semana que viene dará orden para iniciar el proceso que culminará con la compra de esta antigua guardería. El coste económico de la operación se calcula en unos 400.000 euros, dinero para el que ya se ha consignado una partida de 50.000 euros en los próximos presupuestos. A esta cuantía se le tendrá que sumar los 270.000 euros que ya se pusieron sobre la mesa para el mismo fin en las cuentas de este año.

Una vez rubrique el expediente el responsable del área, lo siguiente que tocará hacer es censar de manera oficial a los propietarios del inmueble para comunicarles la decisión que se ha tomado. En Urbanismo ya prevén que no todo el mundo aceptará la cantidad acordada y que se recibirán alegaciones. Después de valorar económicamente el edificio y contestarlas, se llevará a cabo el procedimiento tal y como está reglado. Se estima que la expropiación se pueda llevar a cabo durante el año que viene. ¿Y después? vendrá su rehabilitación y puesta en uso. Las principales demandas van en la línea de adecuar este bien a un centro social con sala de lectura incluida.

 

Fotos

Vídeos