Ashal y Colega hacen un llamamiento a la «diversidad» en la hostelería almeriense

Carteles durante la firma del convenio./IDEAL
Carteles durante la firma del convenio. / IDEAL

La firma de un convenio de colaboración quiere concienciar a la sociedad de los delitos de odio hacia el colectivo LGTB

NEREA ESCÁMEZALMERÍA

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Almería, Ashal, firmó ayer por la mañana con la asociación Colega -colectivo que trabaja por la igualdad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales en la provincia- un convenio de colaboración a través del cual, según declaró Diego García, presidente de Ashal, van a contribuir «poniendo pegatinas donde amamos la diversidad», el objetivo recae en que «queremos que existan valores en los negocios de Almería, tanto para los vecinos y para los visitantes».

Asimismo, García manifestó que «esta tierra con tanta luz, playa y sobre todo con muchísimo encanto debe abrazar la diversidad» y en relación a este término, «la gente debe venir aquí sin importar su orientación o su origen porque todos deben ser aceptados» y con la colaboración de Colega espera que los «valores que promueven se pongan en alza y se consigan todos los objetivos para que haya igualdad».

Sobre todo, el representante de los hosteleros, no dejó de hacer alusión al respeto y a la concienciación de todos los ciudadanos ya que el objetivo del acto es para evitar que se «escandalicen por dar un beso y un abrazo». De esta manera, adelantó que también «ayudarán en otras actividades y eventos» en un futuro para hacer de Almería «una ciudad diversa».

Por otro lado, Antonio Ferre, presidente de Colega, explicó que «el convenio es una actividad pionera con la Asociación de Hostelería» y que harán una campaña por una hostelería «libre de homofobia y transfobia».

Se repartirán pegatinas, que pretenden llegar a unos 400 comercios y estarán presentes tanto en la capital como en los municipios. En las pegatinas, se puede ver la frase 'Amemos la diversidad' y en la que destacan la unión de dos manos. Sin importar en todo momento, el sexo y la identidad de la persona. De esta forma, los usuarios de la hostelería almeriense «gastarán su dinero y su tiempo en locales respetuosos y en donde la diversidad sea la norma». En cuanto a la acción, enmarcada en el convenio de colaboración, es la única y pionera en nuestra provincia.

Además, recalcó Ferre que el delito de odio, especialmente en los locales de ocio, es uno de los más numerosos dentro de la homofobia y transfobia no solo en «la provincia sino que también en Andalucía y por ende en España» y el hecho de «trabajar con Ashal es muy importante porque dentro del mundo LGTB hay también empresarios hosteleros y se necesita concienciación».