Arde un coche en pleno barrio de Oliveros mientras circulaba

El coche ardió en la calle Canónigo Molina Alonso. /M. C. / R. M.
El coche ardió en la calle Canónigo Molina Alonso. / M. C. / R. M.

La furgoneta, llena de cartones, comenzó a quemarse de forma espontánea y sus dos pasajeros lograron abandonarla sin que se dieran más daños que los del propio vehículo

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESAlmería

El olor característico del fuego les advirtió de que algo no estaba yendo bien. Y acabaron siendo testigos de cómo su furgoneta acababa absolutamente devorada por las llamas. Un vehículo de carga lleno de cartones ardía casi por completo en la calle Canónigo Molina Alonso de la capital, justo al lado de la parroquia de Santa Teresa. Los Bomberos de Alemrái y los cuerpos de Policía Local y Policía Nacional tuvieron que actuar para evitar que el daño fuera a mayores. Y afortunadamente la única repercusión fue la de la pérdida del vehículo.

«Menos mal que sólo se ha quemado el coche», indicaba una testigo del incidente visiblemente nerviosa. «El que conduce es mi hermano. Iban bajando el Paseo y les ha olido a quemado. Y cuando iban por aquí, se han bajado porque salía fuego», indicaba junto a su esposo.

Según el relato de la testigo, el vehículo iba lleno de cartones ya que «se buscan la vida» de esa manera. «Menos mal que sólo se ha quedado en eso, el coche es lo de menos», argumentaba junto a su esposo como casuales testigos pese a los lazos familiares.

Decenas de curiosos observaban desde las aceras el suceso mientras que los operarios de emergencias se afanaban en apagar las llamas del vehículos. Por fortuna, no ha habido contacto con otros vehículos -ardió en el centro de la calzada- y el fuego no se traspasó a otros elementos de la vía urbana.

R. Márquez