Cs apremia a negociar las cuentas de 2019 y Vázquez espera que no sea para un «teatrillo» de ruptura

Cs apremia a negociar las cuentas de 2019 y Vázquez espera que no sea para un «teatrillo» de ruptura
SÁNCHEZ HUESO

Ambas formaciones se afean una supuesta posición electoralista a poco más de medio año para la próxima cita municipal con las urnas

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

El portavoz del Grupo Municipal Ciudadanos, Miguel Cazorla, deslizó ayer la sospecha de que la cercanía de las elecciones municipales -son a finales de mayo del próximo año- pueda estar llevando al PP a cambiar de estrategia y pegar patadas al balón de los presupuestos para escenificar una posible ruptura del pacto de gobierno que ha permitido a los conservadores mantener la alcaldía por cuarto mandato consecutivo. En una rueda de prensa ofrecida ayer, Cazorla conminó a los populares a sentarse en torno una mesa y hablar de números. No en vano, en años anteriores las negociaciones presupuestarias comenzaban durante el verano, antes incluso de la Feria. Este año -dijo- aún no ha habido intercambio de pareceres.

«No queremos pensar que al Partido Popular le convenga la prórroga de los presupuestos en año electoral. Se prorrogaría todo el capítulo de inversiones, unas partidas que, como nos tienen acostumbrados, podrían servir para levantar la ciudad, hacer rotondas y cortar cintas antes de los comicios municipales», se malició Cazorla. «Si no hay acuerdo presupuestario es simplemente porque el PP en el Ayuntamiento de la capital no ha sabido gestionar la estabilidad aportada por Cs por el bien de esta ciudad, faltando así a su palabra», añadió.

El portavoz naranja en el Consistorio capitalino reclamó una reunión con el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco (PP), con la finalidad de analizar el cumplimiento presupuestario de 2018 y comenzar a negociar las cuentas de 2019. «Aquí no hay dificultades para llegar a entendimientos, es sólo cuestión de capacidad de gestión y de cumplir lo pactado», insistió el concejal de la formación que lidera, en España, Albert Rivera.

Estrategia partidista

No fue la única acusación implícita, la de Cs. De hecho, el argumento electoralista fue el que utilizó la delegada de Economía y Contratación, María del Mar Vázquez, para contraponer la postura municipal a las críticas de los naranjas. En un comunicado a los medios, la edil popular deslizó la posibilidad de que los liberales quieran «entrar en un enfrentamiento en el marco de una posible estrategia electoral de marcar distancias» con su formación. «Esperemos que no estén preparando ya el camino para repetir el teatrillo que han hecho a nivel regional con el gobierno autonómico», dijo en referencia a la ruptura del acuerdo parlamentario que ha permitido más de tres años y medio de gobierno socialista en Andalucía.

«Entiendo, no obstante, que Ciudadanos busque su cuota de protagonismo mediático tal y como lo está haciendo la agrupación a nivel regional», apostilló Vázquez, en relación a las críticas que horas antes había pronunciado Cazorla. Vázquez defendió que entre PP y Cs existe una relación «fluida» y «permanente» durante los últimos meses en la capital.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos