'La Ballena' ha acogido un altar espontáneo por el pequeño Gabriel

Decenas de personas están dejando velas, flores o dibujos en este punto de la capital en recuerdo del pequeño de ocho años cuya muerte ha causado estupor en toda España

SERGIO GONZÁLEZ HUESO

Decenas de personas han acudido esta mañana a dejar dibujos, velas, peluches o flores a 'La ballena', tal y como se conoce a la zona de la desembocadura de la Rambla situada en el parque de Las Almadrabillas, en un gesto de recuerdo a la memoria del pequeño Gabriel, el niño de ocho años que fue hallado ayer muerto en el maletero del coche de Ana Julia Quezada, única detenida hasta el momento en el caso.

Gabriel, cuyo mote era 'pescaito', pues de mayor quería ser biólogo marino, tiene ya un altar oficioso en este punto de la capital gracias a una iniciativa ciudadana que surgió de manera espontánea en la tarde de ayer, una vez que se supo del fallecimiento del pequeño. Su impulsora buscaba trocar el sentimiento negativo de la sed de venganza por el trágico desenlace del pequeño en una marea de gestos de solidaridad y recuerdo para la familia. Se el ocurrió hacer un llamamiento en Facebook que rápidamente se hizo viral.

Esto ha provocado que sobre el pedestal con silueta de gran pez, en este momento sean muchos los detalles y recuerdos que ya cubren este lugar, que muchos ciudadanos solicitan al Ayuntamiento que se dedique al hijo de Patricia y Ángel, a quienes envían palabras de aliento en muchos cartelitos y mensajes que han colocado. Junto a ellos, rosas, claveles, velas o pequeños peluches de Nemo, el protagonista de la película de Disney y una de las imágenes icónicas que se han apoderado estos días tristemente del imaginario colectivo.

Fotos

Vídeos