Almería tiene la tasa de donantes de sangre más baja de toda Andalucía

Almería tiene la tasa de donantes de sangre más baja de toda Andalucía

Según los datos del último anuario estadístico de la Consejería de Salud, 12.746 almerienses aportan sangre cada año

M. C. ALMERÍA.

Almería cuenta con donantes -y donaciones- suficientes para cubrir la demanda de transfusiones sanguíneas en los hospitales almerienses y los requerimientos de hemoderivados. Hasta el punto de que del Centro Regional de Transfusión Sanguínea de Granada-Almería en la provincia almeriense se 'exporta' sangre a otros bancos de Andalucía, con los que el departamento almeriense trabaja en red. Sin ir más lejos, en primavera Almería colaboró, con otros centros, en paliar el déficit que se había instalado en los centros sanitarios malagueños -en donde se llegó a hacer una llamada ciudadana a la donación en todos los grupos sanguíneos-.

Sin embargo, esto no quiere decir que los almerienses estén a la cabeza en donación. Los datos demuestran que más bien la situación es justamente a la inversa: son los andaluces que menos donan junto a los gaditanos (28,34 donaciones por cada mil habitantes). El dato lo recoge el último Anuario Estadístico de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía con datos cerrados del año 2015. Y la cifra no es alentadora: en Granada o Córdoba, provincias a la cabeza en este gesto solidario, las donaciones por cada millar de residentes superan las 40, casi un 50% más que las que se dan en la provincia de Almería.

Ciertamente, estas cifras están creciendo poco a poco. Y en Almería a un mayor ritmo que en otras provincias. Sin ir más lejos, y atendiendo a los datos recogidos por el Centro Regional de Transfusión Sanguínea de Granada-Almería en la provincia almeriense durante el primer semestre de este año, el número de acciones solidarias de donación sanguínea creció 10,85%. Concretamente, el número de personas que han colaborado de forma altruista con la dotación de sangre, plasma y hemoderivados en la provincia ha pasado de 8.383 el pasado año (entre el 1 de enero y el 13 de junio) a los 9.293 de este año corriente.

Pero no sólo se crece en número de donantes, sino también en número de donaciones -los donantes, en función de sus condiciones físicas, pueden donar varias veces al año-. En el primer semestre el número de donaciones se ha situado en 10.713, (9.495 de sangre y 1.218 de plasma). Es un 9,51% más que lo arrojado durante el mismo periodo del año anterior, cuando el número total de votaciones se quedó en 9.782 (8.625 de sangre y 1.155 de plasma). La mayor parte de las donaciones recolectadas, el 37%, son del grupo 0+, el más común, seguido del A+, con un 33%. La sangre universal, el 0-, supone un 9% de las donaciones recolectadas en estos rimeros meses del año. Además, el donante tipo tiene entre 40 y 50 años de edad seguido de cerca de personas de entre 30 y 40 años.

Cabe recordar que los requisitos para poder donar sangre son: tener entre 18 y 65 años y un peso igual o superior a los 50 kilogramos, no padecer enfermedades crónicas o tener una infección aguda, no tener anemia y no realizar prácticas de riesgo que faciliten el contagio de enfermedades, como por ejemplo, la hepatitis, la sífilis o el sida. No obstante, en el momento de la donación el personal médico de los centros realizará una evaluación médica personalizada para asegurar la seguridad clínica para el donante y la calidad de las donaciones.

Fotos

Vídeos