Almería suma a sus carreteras más de 6.000 conductores en lo que va de año

Almería suma a sus carreteras más de 6.000 conductores en lo que va de año

La huelga protagonizada por los examinadores de Tráfico provoca el aumento de las pruebas de conducción durante el primer semestre de 2018

A. AMATE ALMERÍA

Finaliza el curso escolar para los examinadores de Tráfico y desde hoy hasta el próximo 3 de septiembre se suspenden las pruebas de circulación. Los exámenes de conducir también se van de vacaciones, sobre todo, después de un año convulso que comenzó arrastrando las consecuencias de una huelga nacional de examinadores, iniciada a comienzos del verano pasado y que se prolongó durante cinco meses. En Almería, incluso, algunos de los profesionales del sector participaron en una huelga de hambre frente a las dependencias de Tráfico en la capital para protestar por su situación laboral. Pedían un suplemento salarial.

Ello provocó importantes retrasos en los exámenes de conducir previstos para la segunda mitad del año pasado. De hecho, según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), se aprecia un significativo aumento en el número de pruebas realizadas en lo que llevamos de 2018. Durante la primera mitad de este año se realizaron 14.316 pruebas de circulación en Almería, cuatro mil más que las realizadas en el mismo periodo del año anterior. Explica el jefe provincial de la DGT, José María Méndez, que durante el primer trimestre de este año «asumieron el retraso» en el calendario de pruebas, afectado por los paros de examinadores que no «se normalizó hasta el mes de abril», de ahí este incremento en las cifras.

Aunque la diferencia interanual más evidente se ha dado durante los meses de verano. El pasado mes de junio Tráfico realizó 2.080 pruebas de circulación para la obtención de permisos de conducción, casi 800 más que las 1.273 realizadas durante este mismo mes el año pasado, cuando se iniciaron las protestas de examinadores en todo el territorio nacional. En julio, esta diferencia fue aún mayor. En 2017, cuando la huelga estaba en pleno apogeo, solo se llevaron a cabo 704 pruebas frente a las 2.581 realizadas el pasado mes. Es decir, más de el triple respecto al mismo mes del año anterior.

Exámenes por la tarde

Por otro lado, a partir del mes de abril de este año se implantó la posibilidad de realizar pruebas de circulación fuera de la jornada laboral, es decir, por la tarde, siempre y cuando la demanda de exámenes lo exija. Desde que se puso en marcha esta medida, se han presentado en este nuevo horario 1.961 personas, prueba de que existía la necesidad de ampliar a las tardes los exámenes de conducción. Durante el primer mes desde que se asumió esta medida, se presentaron en almería 399 alumnos de autoescuela, en mayo, fueron medio millar, en junio 434 y en julio, 628 personas. Esta medida se mantendrá cuando se reinicien los exámenes a partir de septiembre, confirmó el jefe provincial.

En cuanto al índice de aprobados, destacan desde la DGT que de las más de 14.000 pruebas de circulación realizadas entre enero y julio de el presente año, el 42,3 por ciento -dos puntos porcentuales más que durante el año pasado- fueron aptas, es decir, aprobadas. Ello supone, por lo tanto, que durante la primera mitad de 2018 el número de conductores almerienses se incrementó en unas 6.000 personas. Durante el mismo periodo del año pasado, cuando se habían examinado algo más de 10.000 alumnos de autoescuela, aprobaron la prueba en torno a 4.000 en total.

Recomendaciones de Tráfico para preparar el examen de conducir

Los meses de verano y el inicio del nuevo curso en septiembre motivan un aumento en las matriculaciones de las autoescuelas que, además, lanzan ofertas específicas para este periodo de tiempo. Desde la Dirección General de Tráfico (DGT) recomiendan tener en cuenta una serie de factores antes de elegir dónde recibir la formación necesaria para obtener cualquier permiso de conducción. En primer lugar, indican que la escuela debe facilitar, a través de la página web, en formato papel o presencialmente, información sobre horarios y tarifas. Asimismo, deben aportar al interesado su programa de formación, el contrato de enseñanza que permite conocer los derechos y obligaciones del alumno, un asesoramiento sobre el tipo de vehículo necesario así como la duración y de las clases prácticas.

De cara a lograr una formación teórica óptima, al menos, son necesarias 20 horas de clase en las que se traten contenidos en torno a seguridad vial, documentación, normas de circulación, señalización, velocidad, conducción preventiva, maniobras, mecánica y mantenimiento, seguridad activa y comportamiento en caso de accidente, como mínimo. No en vano, apuntan desde este organismo que el objetivo de las clases de conducción es «preparar buenos conductores».

Sobre las clases prácticas, desde la DGTconsideran que la duración mínima debe ser de 45 minutos y que deben realizarse en todo tipo de vías con objeto de preparar al alumno para «enfrentarse a las diferentes dificultades posibles». En cuanto al examen práctico, insisten en que se debe confiar en el profesor para decidir cuándo presentarse dado que «cada alumno tiene su nivel previo y ritmo de aprendizaje». En caso de suspender, desde Tráfico recomiendan que se pregunten los fallos cometidos al profesor y que las nuevas clases estén orientadas a corregir estos errores.

Fotos

Vídeos