Almería rechaza la violencia machista tras la tercera víctima mortal de 2018

«Da igual cualesquiera que sean las circunstancias que rodean la vida de la víctima, es intolerable que se siga asesinando a mujeres por el simple hecho de serlo», ha asegurado el subdelegado

EFEALMERÍA

La sociedad almeriense se ha unido hoy para condenar y mostrar su repulsa por la muerte de Aicha B., la vecina de Roquetas de Mar cuyo cadáver fue encontrado el 27 de septiembre en un vertedero de Gádor, que tras la detención de su pareja se convierte en la tercera víctima mortal de la violencia machista en la provincia este año.

Instituciones y particulares se han sumado a la una de la tarde al minuto de silencio convocado en la Subdelegación del Gobierno de Almería, donde el subdelegado, Manuel de la Fuente, ha afirmado durante la lectura de un manifiesto que «las palabras se quedan cortas para expresar nuestra repulsa y condena por este acto lamentable».

«Da igual cualesquiera que sean las circunstancias que rodean la vida de la víctima, es intolerable que se siga asesinando a mujeres por el simple hecho de serlo», ha asegurado el subdelegado.

Ha reconocido que la sociedad «ha reaccionado» con medidas legislativas como la Ley Integral de Violencia de Género de 2004 o de Igualdad, aprobada en 2007, y «ahora con un pacto de estado que debe subsanar las carencias».

«Pero estamos lejos de los objetivos y crece la inquietud por la aparición de signos de involución en la percepción social de la violencia de género, en las relaciones de pareja», ha sostenido.

Ha señalado que las encuestas «muestran un repunte de actitudes machistas entre los jóvenes», con un 27,4% de adolescentes que consideran que la violencia en la pareja es natural, o un 33% que cree que los celos son una prueba de amor.

También se ha referido al desarrollo de «sectores neomachistas que tratan de desacreditar las políticas públicas de igualdad con falsedades como el mito de las denuncias ficticias o los intentos de caracterizar al feminismo como una ideología totalitaria que busca el sometimiento de los hombres».

«La violencia de género se ha revelado como un fenómeno resistente, que debemos seguir combatiendo con más recursos y mejores estrategias educativas y preventivas», ha dicho De la Fuente, quien ha advertido de que «no se trata de un problema de la esfera privada de las personas, sino de un asunto público sobre el que se debe intervenir».

Ha recordado que desde 2003 han sido asesinadas en el país 964 mujeres a manos de sus parejas o exparejas, 34 de ellas en Almería.

Posteriormente en declaraciones a los medios ha sostenido que éstas son cifras «absolutamente inaceptables para una sociedad democrática», y ha abogado por «repensar qué nuevas estrategias, que nuevas acciones, educativas, fundamentalmente», habrá que poner en marcha.

Ha felicitado por su trabajo a la Guardia Civil, un «un cuerpo ejemplar, de los mejores del mundo, sin duda». La capacidad de investigación y la profesionalidad evidencian ese alto grado de éxitos, la resolución de problemas que vistos desde fuera parecían acertijos sin solución, muestra la gran preparación de la Guardia Civil«, ha concluido.

Fotos

Vídeos