Almería necesita 237Hm3 para asegurar su industria agrícola

Almería necesita 237Hm3 para asegurar su industria agrícola

La Mesa del Agua de Almería apuesta por la desalación, la reutilización y los trasvases

EFEALMERÍA

La Mesa del Agua de Almería ha afirmado que es necesario que se dote a la provincia con 237,3 Hm3 de agua para poder mantener la actividad económica vinculada al sector agroalimentario almeriense en los próximos doce años, con 2030 como horizonte para conseguir esta cantidad.

En una nota, la plataforma apuesta por incrementar la desalación, la reutilización y los trasvases para salvaguardar los acuíferos subterráneos, contar con «nuevos recursos hídricos capaces de eliminar la actual incertidumbre sobre el agua que tanto afecta a algunas zonas de producción y que, en algunos casos, ha provocado que algunos operadores comerciales pierdan su confianza en proveedores almerienses».

Han dicho que pretenden impulsar a través de las comunidades de regantes de la provincia la implantación de un nuevo modelo de riego que deje de estar «sustentado en los acuíferos y que responda a las nuevas exigencias de los mercados hortofrutícolas, que persiguen asegurar el origen sostenible del agua de riego utilizada para la producción de alimentos».

«Por este motivo, las necesidades hídricas en el horizonte 2030 son mucho mayores que el déficit hídrico actual, ya que son estimaciones basadas en nuevos recursos hídricos que sustituirán progresivamente el papel tan importante que han venido desempeñando las aguas subterráneas en las principales zonas de producción de Almería», han dicho.

La Mesa del Agua de Almería considera prioritario duplicar la capacidad de producción de la desaladora de Carboneras (Almería), pasando de 42 a 84 Hm3 , aprovechando que la infraestructura original de la planta así lo permite.

Además de aumentar la producción en Carboneras, será necesario construir una nueva desaladora en el Bajo Almanzora (Almería) que ofrecerá hasta 30 Hm3 al año y reparar la desaladora de Villaricos (Almería) aumentando su capacidad actual de 15 a 20 Hm3.

En el Bajo Andarax (Almería), se necesita una concesión para usar 3 Hm3 de la desaladora de Almería como un complemento para garantizar la calidad en las mezclas de agua, y en el Poniente será necesario incrementar en 10 Hm3 la concesión de uso de agua para riego procedente de la desaladora del Campo de Dalías.

Todo ello se complementará con la puesta en marcha de una planta desalobradora en la Balsa del Sapo (El Ejido, Almería) que ofrecerá hasta 8 Hm3 al año.

En cuanto a la depuración, la Mesa del Agua seguirá reclamando a la Junta de Andalucía la construcción de tratamientos terciarios en todas las depuradoras para facilitar la reutilización en el riego agrícola de las aguas depuradas.

Además, la Mesa no quiere renunciar a los trasvases y reclaman la dotación completa de 15 Hm3 para riego que le corresponden a Almería del trasvase Tajo-Segura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos