Almería multa a medio centenar de personas por orinar en la calle

Almería multa a medio centenar de personas por orinar en la calle
NIGEL RODDIS / REUTERS

Las conductas incívicas y contra el aseo urbano ya se han cobrado casi 200 sanciones de la Policía Local en lo que va de año

EUROPA PRESSALMERÍA

La Policía Local de Almería ha interpuesto nueve multas a los propietarios de mascotas por no cumplir con su obligación de retirar los restos de orina de sus animales en la calle mediante el uso de agua con vinagre común, una medida que se implantó mediante una modificación de la ordenanza de limpieza el pasado mes de julio. Fuentes municipales recordaron que el objetivo de esta medida es «minimizar el efecto de las micciones, particularmente de perros, en el entorno y mobiliario urbano» y así «evitar suciedad y los malos olores en las calles». Las sanciones por no retirar los restos de orina de los animales en la vía pública pueden ir de los 120 a los 750 euros.

Hasta el pasado mes de julio, las multas a los dueños de mascotas se limitaban a aquellos que no recogieran las heces de los perros. En este sentido, en lo que va de año los agentes han iniciado 21 sanciones a aquellos dueños que han dejado en la vía pública los excrementos de los animales, lo que supone una de las principales quejas por suciedad en la ciudad. Desde el Consistorio han apelado a la colaboración ciudadana para mantener limpia la capital.

En relación a la fauna, los agentes también ha interpuesto cinco sanciones por facilitar cualquier tipo de alimento a animales en lugares no autorizados por el Ayuntamiento, toda vez que se ha sancionado en siete ocasiones a los propietarios de solares sin edificar por no mantenerlos limpios de residuos, vegetación o malezas.

Orinar en la calle: 54 multas

No obstante, en lo que va de año la conducta incívica más sancionada por parte de los agentes ha sido la de escupir o realizar necesidades fisiológicas en los espacios públicos o en cualquier otro sitio que no sea el expresamente destinado a tal fin, con un total de 54 multas. Los incumplimientos a la ordenanza de limpieza han motivado en lo que va de año 185 multas. La Policía Local también ha interpuesto más de una treintena de multas por un uso inadecuado de los contenedores, de forma que 28 de ellas se han dirigido contra vecinos que han depositado los residuos en el entorno de los contenedores en lugar de su interior.

Asimismo, se han puesto otras 17 multas por incumplir el horario para depositar la basura en un contenedor y cuatro multas más a aquellos que han sido sorprendidos cuando tiraban una bolsa de basura en el interior de una papelera. No llevar los desechos a otro contenedor cuando el más próximo está lleno para evitar el desbordamiento también está penalizado, y por tal motivo se ha iniciado una sanción este año.

Entre otras conductas prohibidas a través de la ordenanza, se ha interpuesto una multa por depositar en los contenedores objetos que puedan producir averías en los vehículos de recogida y otra más por echar desechos o escombros en solares y espacios privados sin autorización. También ha sido objeto de sanción en dos ocasiones tirar residuos sin separar o en contenedores distintos a los identificados para cada tipo de residuo.