Agosto cierra en Almería con menos ingresos en el paro que el pasado año

Datos del paro en Almería. /
Datos del paro en Almería.

El cierre del verano no es una buena época para el empleo, pero en esta ocasión el número de 'nuevos' parados apenas alcanzó el medio millar

MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

El pésimo dato del paro arrojado ayer en España no se trasladó, en absoluto a Almería. Pese a que en España se dio un incremento de récord en la última década y de que el día 31 de agosto se constató como el día con mayor crecimiento del paro de la historia del país, en Almería -de forma contraria al resto del territorio- el paro creció, como es tradicional, pero en un volumen muy inferior al que ha arrojado en los últimos años. Sin ir más lejos, el pasado agosto de 2017 el crecimiento en el número de parados fue de 1.800 nuevos inscritos, un 2,77%. Es prácticamente el triple de lo que se ha incrementado en el pasado mes, cuando la cifra se elevó en unos 630 buscadores de empleo y un 1% de tasa de variación mensual.

El paro registrado en Almería durante agosto de 2018 se situó en 63.354 personas, lo que supone un aumento de 630 parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo respecto al dato registrado en julio. Esta cifra se traduce en un aumento relativo del 1%. Las estadísticas de ocupación hotelera y el número de turistas que ha viajado a la provincia en el último mes pueden haber sido los responsables de esta ruptura de la tendencia española en Almería. No en vano, las cifras almerienses son también contradictorias con el panorama nacional en este sector de la economía: frente a un leve descenso en el global estatal, Almería ha continuado -aunque de forma mucho más suave en los últimos años- con la tendencia alcista en el turismo estival.

Además, este resultado no ha supuesto ninguna vuelta atrás en la tendencia interanual a la creación de empleo. Más bien al contrario, al cierre del mes había en las listas del desempleo 3.414 inscritos menos que en agosto del pasado año. Aunque pueda parecer una cifra escueta, representa un 5,11% en el global del desempleo en la provincia de Almería: una cifra muy similar, ahora sí, a la que arroja el resto del país (5,92% de bajada). Los 63.354 buscadores activos de empleo con los que cerró el dato el pasado viernes en las oficinas públicas de colocación de Almería suponen un descenso global de 19.337 parados con respecto a las cifras arrojadas hace tan sólo cuatro años. Esto supone una caída en menos de un lustro de un 25% de la masa de personas en situación de desempleo.

Por sectores de actividad económica, el dato dado a conocer ayer por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social desagrega un descenso del paro en agricultura en 468 inscritos, así como en el colectivo sin empleo anterior (egresados del mundo estudiantil) en 100. Sube, sin embargo, como es habitual en este mes en las series históricas, en el sector servicios en 844, en industria en 95 y en la construcción en 259 parados más.

Mientras tanto, en cuanto a la contratación se observó en agosto una ralentización respecto al mes de julio, donde se concentra la mayor parte de la empleabilidad estacional, en un 14,36%. Es, sin embargo, algo más abultada que en agosto del pasado año: 3.201 contratos más. Del total de contratos formalizados, 2.837 han sido contratos indefinidos. El número de contratos indefinidos en lo que va de año asciende a 16.677 y supone el 7,47% del total de los contratos registrados: un incremento muy significativo después de casi una década en el que el porcentaje se había anclado en cifras de entre el 5 y el 6% y sin apenas movimiento. Por último, según los datos del Gobierno, 45.025 parados disfrutan de algún tipo de subsidio por desempleo (ya sea contributivo o de otro tipo), lo que representa una cobertura del 71%, la más alta en lo que va de año.

«Es evidente que necesitamos apostar por un empleo de calidad que desbanque la precariedad laboral puesto que Andalucía sigue a la cabeza de paro estatal», defendía ayer la secretaria general de UGT, Carmen Vidal, para quien la contratación estival -por ejemplo, para Feria- representa en algunos casos «nuevas formas de explotación laboral y desempleo». «Agosto ha sido récord incluso en Almería capital en ocupación hotelera y esto no se traduce en creación de empleo neto en el sector servicios», criticó, por su parte, Antonio Valdivieso, su homólogo en CC OO. En la arena política, el PP observó síntomas de «desaceleración», algo que vinculó a la «desconfianza» en el nuevo Gobierno presidido por el socialista Pedro Sánchez. «Tenemos el lamentable recuerdo de los gobiernos de Zapatero, que destruyeron miles de empleos», dijo la senadora Rosario Soto.

Fotos

Vídeos