El Aeropuerto de Almería, uno de los seis de AENA que pierde pasajeros

Un avión estaciona en la plataforma del Aeropuerto de Almería, frente al mar, en la barriada de El Alquián. /M. C.
Un avión estaciona en la plataforma del Aeropuerto de Almería, frente al mar, en la barriada de El Alquián. / M. C.

Todas las instalaciones del entorno han crecido, especialmente la de Granada, a apenas 160 kilómetros, con un 24,9% más de viajeros

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

El año ha sido excepcional para Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA, ente mercantil participado de forma mayoritaria por el Gobierno de España). Su red de aeropuertos, que gestiona la práctica totalidad de los existentes en España, ha cerrado 2018 con más de 263,7 millones de pasajeros, lo que supone un 5,8% más que el año anterior. Es un récord histórico. Jamás habían aterrizado y despegado tantos viajeros. Y más de la mitad, 182 millones, utilizaron las instalaciones terminales para moverse a ciudades del extranjero. Dos de cada tres viajeros.

Esta inercia se ha dejado por el camino a seis aeropuertos que han contradicho la norma y que han recalado en número de pasajeros. Entre ellos, el de Almería. Según las cifras estadísticas provisionales dadas a conocer por AENA, el número de viajeros en El Alquián el pasado año volvió a bajar del millón de pasajeros. Concretamente fueron 992.043 las personas que embarcaron o desembarcaron en la pista de aterrizaje almeriense. Un escueto -pero absolutamente extraño a tenor de los resultados generalizados en todo el país- 1,5% de descenso.

Tan raro es este comportamiento aislado que entre los aeropuertos que descienden en pasajeros están, por ejemplo, Salamanca (-2,5%) o Albacete (-6,2%). Son aeropuertos comerciales que no llegan ni siquiera a los 20.000 pasajeros anuales. También caen Lanzarote y Asturias, aeropuertos que superan con creces la actividad de El Alquián, pero en porcentajes muy inferiores al almeriense (0,8% y 0,5% respectivamente). Y por último, cae también la terminal de Tenerife Sur, en un 1,8%, en un área geográfica con un segundo aeropuerto, Tenerife Norte (Los Rodeos), que ha crecido un 16,7%.

La situación de Almería es aún más aislada si se compara este -aunque pequeño- descenso con lo que se experimenta en los aeropuertos situados en el entorno más inmediato. Por ejemplo, el Aeropuerto Federico García Lorca de Granada incrementó su pasaje en un 24,9% y superó en pasajeros al de Almería pese a haber estado tradicionalmente por debajo (1.126.389). El de Murcia-San Javier -que esta semana cerró sus puertas al inaugurarse el nuevo Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia en Corvera, a medio camino entre Murcia y Cartagena, creció un 6,4% y se acercó a los 1,3 millones de pasajeros. Y los de Málaga y Alicante, con crecimientos cercanos a los dos puntos, marcaron récords. El de Málaga, de hecho, superó por primera vez en su historia los 19 millones de usuarios.

Por destinos, barre el número de usuarios que acude a la terminal aeroportuaria de El Alquián para viajar hasta cualquier destino extranjero. Concretamente, el 56,65% de los pasajeros frente al 43,34% que optaron por destinos nacionales. De forma más concreta, algo más del 20% de los viajeros utilizan el aeropuerto de El Alquián para viajar a Madrid (211.110 pasajeros) seguido de Londres Gatwick (122.539 viajeros) y Barcelona (114.979 usuarios).

Son los tres principales puntos de conexión internacional y nacional de esta región europea. Le siguen Manchester (81.120 pasajeros), Bruselas Zaventem (42.165 viajeros) y Sevilla-San Pablo (39.318 usuarios). En este último caso, cabe recordar, aupado por un cuádruple transbordo ferroviario (en Huércal de Almería, Granada, Antequera-Santa Ana y Osuna) de forma reciente, pero por un servicio alternativo de tren que tardaba en el mejor de los casos más de seis horas en conectar Almería con uno de los destinos primordiales de la comunidad autónoma, la capital administrativa, Sevilla.

La caída en número de pasajeros va casi directamente conectada con el descenso en el número de operaciones. De Aeropuerto de Almería despegaron o tomaron tierra un total de 11.946 aeronaves, lo que representa un 2,2% menos que el año inmediatamente anterior. Al ser un porcentaje levemente superior al de la caída en pasajeros podemos obtener como consecuencia que los vuelos con destino u origen en Almería han tenido unos mayores niveles de ocupación.

El descenso en número de operaciones fue superado sólo por aeropuertos como Burgos (-10,8%), Logroño (-4,9%), San Sebastián (-7,4%) o Girona (-7,2%). En todos estos casos antes mencionados, el número de pasajeros, sin embargo, ha crecido pese al traspiés en despegues y aterrizajes.

La primera actuación para intentar revertir de nuevo estas cifras de caída tendrá lugar en pocos días. Será, concretamente, en la Feria Internacional del Turismo (Fitur), que se celebrará en la capital española, en Madrid. Allí, tanto AENA como el Servicio Provincial de Turismo de la Diputación intentarán atraer operadores que acrecenten la actividad aeroportuaria y a su vez, empujen el sector turístico provincial.

 

Fotos

Vídeos