Acepta prisión por capitanear una patera que dejó 43 fallecidos

Imagen de los inmigrantes rescatados este jueves./EFE
Imagen de los inmigrantes rescatados este jueves. / EFE

La embarcación naufragó en el mar de Alborán en junio de 2018 y solo sobrevivieron cuatro ocupantes, entre ellos, dos menores de edad

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Los testimonios de dos de los cuatro supervivientes tras el naufragio de una patera ocurrido al comienzo de la oleada de rescates del pasado verano permitieron identificar al responsable del viaje como B. N., ciudadano senegalés de 25 años de edad que ayer aceptó seis años de prisión como responsable de la muerte de una cifra indefinida de personas, pero que la investigación policial situó en 43. La Fiscalía solicitaba para él ocho años, que han quedado reducidos tras asumir los hechos.

Información relacionada

En total, 47 personas -entre ellas, al menos una mujer y un bebé- partieron de la costa de Nador (Marruecos) el 13 de junio de 2018. Para realizar este viaje pagaron a los responsables de la embarcación entre 1.000 y 1.500 euros con el objetivo de cruzar el Mediterráneo por la ruta del mar de Alborán para llegar a tierras españolas.

Sin embargo, durante el trayecto se produjo un fallo en el motor de la embarcación, que aunque no fue encontrada considera la investigación que no cumplía los requisitos mínimos de seguridad. A pesar de los intentos por achicar el agua del bote neumático, los 47 migrantes que iban a bordo del mismo acabaron en el agua, desapareciendo, poco a poco, en el mar hasta quedar solamente los últimos cuatro supervivientes agarrados a los restos del bote. El día 16 de junio fueron localizados y rescatados por Salvamento Marítimo.

De acuerdo al relato de los supervivientes, protegidos como testigos de la investigación para hallar a los responsables, el segundo patrón de la patera, que logró quedar entre los últimos supervivientes del naufragio, decidió solar los restos flotantes de la misma y dejarse llevar por el mar. «Comenzó a decir que no había esperanza y que no les rescatarían», narró al respecto uno de los testigo a la Policía Nacional tras llegar a Almería.