El Acebuche pone en marcha una panadería para elaborar el pan que sirven a diario a los internos

Los cuatro internos responsables de la panadería muestran las instalaciones a sus visitantes. /S. G.
Los cuatro internos responsables de la panadería muestran las instalaciones a sus visitantes. / S. G.

Cuatro reclusos trabajan para la prisión como panaderos en este espacio que acogerá, además, cursos de formación profesional

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Cuatro internos del Centro Penitenciario El Acebuche de Almería serán los responsables del suministro de pan para sus compañeros tras la puesta en marcha de la renovada panadería de la prisión, remodelada en su totalidad y dotada con nueva maquinaria. De estas nuevas instalaciones, gestionadas por la dirección de El Acebuche saldrán diariamente 3.000 barritas de pan, esto es, 90.000 al mes. Los trabajadores de la panadería, asimismo, han sido contratados por el propio centro penitenciario para surtir de pan a unos 800 internos dentro de la prisión almeriense y a otros 200 reclusos que finalizan su pena en el nuevo Centro de Inserción Social (CIS), ubicado en el barrio almeriense de El Puche y puesto en funcionamiento recientemente.

Está previsto que este espacio, además, asuma la elaboración de una línea de productos de bollería, como tortas, suizos o magdalenas, también para los internos. El objetivo de este proyecto es lograr un «autoservicio» de panadería en el centro penitenciario, indicó su director, Miguel Ángel de la Cruz, durante la visita a las instalaciones realizada en compañía de representantes institucionales, entre ellas, el subdelegado del Gobierno, Manuel de la Fuente.

Este taller de panadería, junto a otros como el de cocina, economato, lavandería o mantenimiento, tratan de proporcionar al recluso un empleo retribuido, con los beneficios de la Seguridad Social, en los espacios productivos del centro penitenciario.

Otro de los beneficios que ofrece este nuevo espacio es la óptima adecuación para acoger la impartición de cursos de formación profesional especializada en este oficio, enseñanza muy demandada por los internos y de gran importancia para la búsqueda de un empleo una vez finalicen el cumplimiento de su condena. Con este fin, se desarrollan acciones de formación para el empleo en el interior del centro penitenciario y de ciclos formativos de grado medio