El Acebuche, bajo servicios mínimos