Unas 5.000 personas dan la bienvenida al Cooltural Fest

Una veintena de personas se subió al escenario a compartir con Nixon el tema 'Invencibles'./COOLTURAL FEST
Una veintena de personas se subió al escenario a compartir con Nixon el tema 'Invencibles'. / COOLTURAL FEST

El parque de las Almadrabillas se quedó pequeño en la primera de las tres jornadas que componen la segunda edición del festival almeriense

MARÍA PAREDESAlmería

El Cooltural Fest inició ayer su segunda edición con una gran fiesta de bienvenida que tomó la ciudad de Almería en su primer fin de semana de Feria en honor a la Virgen del Mar.

Se trata de una cita que este año suma el doble de superficie en el recinto principal, lo que le permite sumar un escenario además de cuatro conciertos en una Ruta Gastromusical que celebra la Capitalidad Gastronómica de Almería 2019, así como la gran fiesta de bienvenida que anoche consiguió reunir a más de 5.000 personas en el parque de las Almadrabillas.

Los protagonistas de la tarde-noche del jueves fueron, por orden de intervención, los almerienses Compro Oro y Wi Bouz; Mucho; Nixon, que estrenaron la canción 'Invencibles', el himno de 'Music For All' por el que Cooltural Fest se convierte en un festival que apuesta por la plena inclusión de las personas con distintas capacidades; y, como fin de fiesta y éxtasis total, Elefantes.

A Compro Oro le tocó lidiar con las horas más difíciles, a pleno sol de las seis de la tarde, en una fantástica tarde de verano en la que sudar la camiseta no era una frase típica y tópica del deporte. En el rocanrol también se hace y más cuando Juan Luis y los suyos tocan a rebato de ese punto psicodélico y castizo que bebe tanto de la influencia de los inolvidables Los Brincos. Así, percusión como protagonista, melodías de guitarra de fuertes raíces y unos quejíos de voz que completaron una actuación de lo más notable, basada en su último disco 'Carmen', dadas las circunstancias climatológicas.

Los segundos en actuar fueron Wi Bouz. La banda liderada por el personal e inconfundible Carlos Arroniz tiene el particular mérito de recordar a muchas bandas y a la vez no parecerse a ninguna. Con un marcado sello de autor que gana en matices en los desarrollos en función de lo que pide la composición original, en las canciones de Wi Bouz encontramos la furibunda del grunge más primario, con la riqueza de los patrones clásicos del rock setentero o de esbozos más intimistas, como los que entroncan con nombres tan imprescindibles y auténticos como Jeff Buckley. Temas como 'It's Getting Over', 'Electroshockgun' o 'She's My Blues', de su último 'The Art of the Earth', se combinaron con composiciones más añejas, dando como resultado un completo bagaje sonoro.

Mucho, esto es, el nombre tras el que encontramos a Martí Perarnau, cambió de tercio de manera casi radical, dejando de lado el concepto clásico de la formación músical (bajo, guitarra, batería y voz) para sacar los destellos lumínicos de sus pop electrónico, cada vez más guiado por las pistas de baile. Canciones frescas y arriesgadas, donde no faltan sampleados o bases de leyendas de la música como la locución del 'Thriller' de Michael Jackson o el sonido de Daft Punk. Un ambiente idóneo para la tregua que comenzaba a dar el astro rey, hasta que llegó el momento de la despedida con el transgresor, humorístico y viral single de 'Putochinomaricón'.

Cumpliendo con puntualidad suiza el cronograma, Nixon apareció en escena pocos días después de haber demostrado su trayectoria ascendente en todo un símbolo del panorama festivalero del indie como Sonorama. Pero no sorprende. Hace tiempo que la banda almeriense ha roto cualquier tipo de complejo o limitación y se codea por salas y festivales de toda España con su rock de sonoridad oscura y con una solidez abrumadora, con canciones sobradamente testadas como 'Gravitacional', con otras reciente como 'Cadáver Exquisito' o 'Vértigo' y todo ello con el honor de ser el primero de los conciertos de esta edición con intérprete de lengua de signos en el escenario.

La música, de todos para todos

El momento álgido de su actuación llegó con 'Invencibles', el tema compuesto por la banda y que en su versión de estudio ha contado con la colaboración de Carlos Sadness, Shuarma (Elefantes), Gaby (Shinova), Adrián (Nunatak), Delaporte, Rayden y Delafé.

El tema es el himno de la campaña de inclusión 'Music For All' en el festival Cooltural Fest, que pretende hacer de la música algo de todos para todos. Y como prueba, la veintena de personas, adultos y pequeños, que se subieron al escenario a compartir con ellos un momento que a buen seguro no podrán olvidar. Con estas bonitas emociones y tras 'Utopía', el concierto aceleró las pulsaciones con 'El Pasajero', una versión de 'Toro' de El Columpio Asesino y 'Tribal'.

Con miles de personas en el recinto de las Almadrabillas, llegó el momento de poner la guinda a este suculento aperitivo de la primera de las cuatro jornadas de Cooltural Fest. Los encargados fueron Elefantes, la banda liderada por Shuarma y que nunca decepciona. Siempre con un sonido nítido y pulcro y con unos siempre certeros Jordi Ramiro, Julio Cascán y Hugo Toscano, la música de Elefantes transmite la paz espiritual que alumbra la cálida y sentida voz de Shuarma, que arrancaría con 'Donde Haya Silencio', 'Isabel' o 'Cada Vez', temas de su último disco hasta la fecha, 'La Primera Luz del Día'.

Pero no podían faltar en una fiesta popular alguno de sus grandes clásicos, la mayoría guiados por el amor más puro, como 'Que Yo No Lo Sabía', muy celebrada e introducida por la más arrebatada todavía 'Que Todo El Mundo Sepa Que Te Quiero'.

El punto de inflexión llegó con la más desgarrada 'Duele', tema inmortalizado en el estudio con Bunbury y que sirvió para rendir posteriormente homenaje a otros compositores, como a los hermanos Cano en 'Mujer Contra Mujer', de Mecano, o 'Te Quiero', de José Luis Perales.

Con tintes de traca de fin de fiesta final, 'Azul', 'Volvió La Luz' y 'Mis Sueños' cerraron una primera jornada de conciertos en la que 'los coolters', almerienses y turistas que se encuentran en la ciudad disfrutaron de una bienvenida de lo más sugerente, antes de que hoy se desarrolle la ruta Gastromusical, con cuatro conciertos diurnos en la ciudad, y la primera tanda de 'abono'.

Además, los que quisieron más movimiento tuvieron el DJ Set de Vinila Von Bismark en National Club.