Más de 12.000 almerienses pasaron de un trabajo temporal a uno indefinido el pasado año

Varias personas traspasan las puertas de la oficina de empleo de la calle Altamira./IDEAL
Varias personas traspasan las puertas de la oficina de empleo de la calle Altamira. / IDEAL

El dato de estabilización de los contratos por un plazo determinado creció en un 47,9%, más del doble del ascenso nacional medio (un 22,1%)

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESAlmería

La mejoría en el mercado laboral se ha contagiado, en los últimos meses, a la estabilización de los contratos. Tal y como vienen mostrando las últimas estadísticas mensuales de paro registrado, el porcentaje de contratos indefinidos ha pasado de una cifra que estaba casi permanentemente entre el 4 y el 5% a una en torno al 8%. Y eso ha permitido que la conversión de fórmula contractual entre temporal e indefinido haya crecido en Almería, sólo en el último año, en un, atención, 47,9%. Es uno de los crecimientos más potentes de todo el país y, sobre todo, tan sumamente drástico que ha permitido que se beneficien de él un total de 12.600 almerienses que han pasado de un trabajo inestable y por un plazo limitado a otro de los que antes se conocían como «fijo».

Las cifras las proporcionaba un estudio de explotación estadística elaborado por la empresa de colocación Randstad. En Andalucía, la cifra es algo más moderada en cuanto a su crecimiento: el 43,1%. Aunque es el crecimiento más elevado de la serie histórica (en el caso de Almería es el segundo más alto desde 2007, año en que estalló la crisis económica). Este incremento en Andalucía ha motivado que se conviertan 130.229 contratos temporales en indefinidos en la región en 2018.

Cuando se analiza la evolución, se observa que desde el año 2007, momento en el que se superaron las 120.000 conversiones, el número de este tipo de contratos descendió durante cinco ejercicios consecutivos, hasta registrar la cifra más baja en 2012 (48.302). Desde entonces, las conversiones no han dejado de aumentar, registrando el mayor incremento en 2018 (43,1%). Todas las provincias del país han registrado un incremento de conversiones de contratos temporales a indefinidos en 2018, según el análisis de Randstad. En el caso de las provincias andaluzas, todas ellas han crecido por encima de la media nacional respecto a 2017. Destaca el caso de Huelva, que registró el incremento más alto del país a nivel provincial, con un 82,1%.

A nivel nacional, 837.988 contratos temporales se han convertido en indefinidos en 2018, lo que supone un crecimiento del 22,1% respecto a los datos de 2017. Además, este volumen representa el 36,7% del total de contratos indefinidos del año. Es decir, más de un tercio de los contratos indefinidos de 2018 procede de contratos que previamente habían sido temporales.

«El aumento de contratos temporales convertidos en indefinidos y el acercamiento a las tasas de conversión previas a la crisis confirman la tendencia positiva del mercado laboral y la recuperación económica. De igual modo, estos datos reflejan que la contratación temporal funciona como puente a un puesto de trabajo estable», señala Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad.

Cuando se analizan los datos en función de la edad del trabajador, el análisis de Randstad pone de manifiesto que los contratos convertidos en indefinidos han aumentado en todos los grupos de edad, siendo entre los mayores de 45 años donde más crecen.

 

Fotos

Vídeos