El PSOE andaluz descoloca al de Almería con su apoyo explícito al Corredor Central

El PSOE andaluz descoloca al de Almería con su apoyo explícito al Corredor Central

Susana Díaz pacta con el presidente aragonés, Lambán, el apoyo al eje interior días después de mostrar su oposición a la parálisis del corredor litoral en la provincia de Almería

MIGUEL CÁRCELES

Entre una declaración y otra apenas han pasado unos días. El 11 de este mes, en Roquetas de Mar, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, apoyaba a la Mesa en Defensa del Ferrocarril de Almería en su demanda de priorizar el Corredor Mediterráneo y relataba que en sus reuniones con José Manuel Durao Barroso (ex presidente de la Comisión Europea) y con el comisario Europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, Pierre Moscovici, pudo sacar en claro que "hay recursos [económicos] suficientes, que hay compromiso por parte de la Comisión Europea". Y que, en la línea de convertir en realidad este proyecto, la línea ferroviaria entre Murcia y Almería, cuyas obras están absolutamente paralizadas desde 2014, "lo que falta es el compromiso y la voluntad del Gobierno de España". "Creemos que a la velocidad a la que se está planteando tardaríamos 18 años en que el Corredor llegara hasta Almería y terminara en Algeciras. Y creemos que eso no es sostenible, es antieconómico y no es de justicia".

Sin embargo, pocos días después viajaba a Zaragoza y pactaba con su homólogo aragonés, Javier Lambán (PSOE) una estrategia logística bilateral en la que abiertamente se reclamaban inversiones prioritarias para el Corredor Central. En el convenio firmado entre ambos presidentes, un protocolo de colaboración, se marcan como objetivo acciones conjuntas para que el Gobierno de Fomento priorice las inversiones en dicho corredor (el que pasa por Zaragoza, Madrid y Antequera hasta Algeciras) y se marca tres años de trabajo conjunto prorrogables por otros tres más.

Esta situación está descolocando el mensaje de sus compañeros de partido en Almería y también ha generado disensiones internas con el PSOE de la Comunidad Valenciana, que observan en esta apuesta un 'ataque' a los intereses de las comunidades ribereñas -entre las cuales está también la propia Andalucía-.

Además, esta semana los presidentes de las diputaciones andaluzas de Jaén, Huelva, Córdoba, Granada, Sevilla y Cádiz, todos socialistas, firmaban enJaén una declaración institucional reclamando la priorización de las inversiones ferroviarias en el eje interior. A ese pacto se sumaron el presidente de la Diputación de Ciudad Real, y representantes de UGT Andalucía, CC OO Andalucía, las Cámaras Oficiales de Comercio e Industria de Andalucía, la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA). Al mismo tiempo, en esta declaración se solicita "que también se continúen las obras en el eje del litoral de este Corredor Mediterráneo", añadía el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes (PSOE), que descartó que se esté buscando "ningún enfrentamiento entre territorios, más bien al contrario, los dos ejes son imprescindibles, pero es cierto que con pocos recursos se puede finalizar el eje central". La Diputación de Almería estaba invitada al acto y acabó desechando su presencia "por motivos de agenda".