El PSOE exige que se le cobre a la Iglesia el IBI de dos aparcamientos explotados con fines lucrativos

El PSOE exige que se le cobre a la Iglesia el IBI de dos aparcamientos explotados con fines lucrativos

Según Pérez Navas, esto sería posible gracias a una reciente sentencia del Supremo, lo que generaría ingresos para la capital cercanos a los 100.000 euros al año

SERGIO GONZÁLEZ HUESO

El Grupo Municipal Socialista puso ayer en conocimiento de la opinión pública que la ciudad está dejando de ingresar unos 100.000 euros cada año por no estar cobrándole a la Iglesia el Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI) de dos aparcamientos de la capital los cuales explota con fines lucrativos.

Así lo explicó el portavoz de los socialistas, Juan Carlos Pérez Navas, quien cree que ha llegado la hora de acabar con estos privilegios, cuya erradicación podría servir además para aumentar el dinero que se destina actualmente a fines sociales. Las estimaciones del PSOE hablan de que entre los dos aparcamientos, uno de ellos funcionando regularmente desde el año 2011, el erario público habría dejado de ingresar una cantidad aproximada de unos 400.000 euros.

Pérez Navas: «Se trata de no recaudar más sino mejor»

Según expresó el portavoz del Grupo Municipal Socialista, lo que debe hacer un Ayuntamiento no es «recaudar más sino mejor», especialmente en un momento delicado, «en el que no se pueden subir tasas ni impuestos porque cada vez es más alto el porcentaje de familias que no pueden pagar sus impuestos, fundamentalmente el IBI, que es el más caro», señaló. Es por esto que ve que suprimir la exención del IBI a aquellos inmuebles de la Iglesia que no tienen un fin social «sería una fórmula para obtener más recursos para la clase media y trabajadora, y para que ese dinero realmente se pueda destinar a políticas sociales», dijo.

Para el socialista, se debe estar de acuerdo con la exención fiscal que la Ley contempla para aquellos inmuebles en los que se desarrolla una actividad social, ahora bien, no en lo que se refiere a la «explotación de dos aparcamientos» concesionados a dos empresas con sede en Granada, tal y como él mismo dio ayer a conocer. Concretamente los 'parkings' objeto de la denuncia son los que se encuentran en la calle Limonero, junto al Palacio de Justicia, con 97 plazas en rotación, y en la calle Santiago, próximo a la Bola Azul, de 324 plazas.

Ambos son explotados por mercantiles «que obtienen un beneficio económico y que no desarrollan ninguna actividad con fines sociales», pero además estas «cobran IVA, no tributan al Ayuntamiento y, además, una de ellas -el aparcamiento de la calle Limoneros-, ejerce una competencia desleal al parking municipal de Padre Méndez, situado a pocos metros», denunció ayer Pérez Navas, que por este motivo instó al equipo de gobierno a que inicie los trámites para cobrar el IBI a la Iglesia «por propiedades que le suponen un beneficio económico, como son estos aparcamientos», dijo.

El problema es que existe cierta controversia judicial alrededor de estos casos. Los acuerdos de la Santa Sede con el Gobierno de España establecen la exención fiscal para los inmuebles propiedad de la Iglesia. De ahí que el Ayuntamiento no cobre el IBI correspondiente a las sedes de las ONG, los templos, los colegios, los edificios administrativos y aquellos inmuebles que tienen un fin social. La duda respecto a aquellos inmuebles de titularidad católica pero que se explotan con fines lucrativos parece haberse despejado definitivamente tras una sentencia del Tribunal Supremo del año 2014.

En esta se hace referencia a los preceptos de la Ley de Régimen Fiscal de Entidades Sin Fines Lucrativos e Incentivos Fiscales al Mecenazgo, que no permite este beneficio cuando se trata de una actividad lucrativa.

«Dicha norma sólo establece la exención para aquellos inmuebles en los que se presten servicios de acción social comunitaria, protección a la infancia, asistencia a la tercera edad, a personas en riesgo de exclusión o víctimas de malos tratos, a personas con discapacidad, atención a minorías étnicas, a refugiados, inmigrantes, a personas con cargas familiares no compartidas, asistencia a exreclusos, reinserción social, asistencia a alcohólicos y toxicómanos y cooperación para el desarrollo», entre otros.

Como es evidente que no aparece la explotación de plazas de aparcamiento, el PSOE cree que ya hay base legal para exigir estos tributos a la Iglesia. A colación de este asunto, Pérez Navas mencionó recientes decisiones del Ayuntamiento de Valencia, el cual ha llevado a cabo el mismo proceso que los socialistas exigen ahora aquí al equipo de gobierno de Fernández-Pacheco.

«La explotación económica de dos aparcamientos no se encuentra dentro de ninguno de esos supuestos en los que la Ley autoriza la exención fiscal, y por eso pedimos al alcalde de Almería que recaude ese dinero para destinarlo a las partidas municipales de apoyo a poblaciones necesitadas y de emergencia social, que contaba con 40.000 euros este año que se agotaron hace tiempo, o familias con menores necesitadas socialmente, dotada con 250.000 euros, que también se agotaron», concluyó.

Fotos

Vídeos