Idiomas universales como alternativa al Inglés

En una sociedad cada vez más globalizada y cambiante, realizar programas de master idiomas, especializados en lenguas emergentes, es una opción acertada

ANTONIO J CAÑIZARES

Dominar el inglés, o al menos tener unas nociones básicas para que el aprendizaje adquirido sea útil, es un requisito que en la actualidad exigen gran cantidad de ofertas de empleo. Sin embargo, hoy en día no basta con conocer una segunda lengua (que por lo general suele ser la inglesa). Idiomas emergentes que jamás hubiésemos imaginado pueden suponer la llave para acceder a puestos de trabajo específicos, para los cuales no existe un volumen alto de perfiles candidatos debidamente cualificados, por falta de conocimiento.

En una sociedad cada vez más globalizada y cambiante, realizar programas de master idiomas, especializados en lenguas emergentes, es una opción acertada para introducirse en el estudio de lenguas alternativas a las tradicionales. Aunque el idioma francés es también uno de los más importantes, debido a su proximidad y a su uso por más de 100 millones de personas en la Unión Europea, existen otros idiomas menos explotados y abiertos al desafío del aprendizaje por todas aquellas personas que deseen tener un toque distintivo en su currículum profesional, además de abrirse nuevas puertas en el plano personal. Algunos de los idiomas que pueden resultar más útiles en campos específicos son los siguientes:

Chino: Es el primer idioma del mundo, hablado por 1.200 millones de personas. Entenderlo no es fácil para hispanohablantes, sin embargo, una vez dominado, son enormes las posibilidades que ofrece su conocimiento en el mercado laboral.

Árabe: Idioma oficial en 23 países, entre los cuales se encuentran algunas potencias emergentes como Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Egipto, Qatar o Jordania. Esta lengua, de fonética compleja según el dialecto, se escribe de derecha a izquierda y cada una de sus palabras dispone de tres niveles de puntualidad.

Japonés: Aunque es considerado como uno de los idiomas más difíciles del mundo, su aprendizaje es tremendamente útil ante las numerosas oportunidades de empleo que se pueden presentar al dominarlo. Las empresas tecnológicas más importantes demandan su dominio, dada la relación de Japón con los avances e innovación en este sector.

Hindi: Como cuarto idioma más hablado del mundo, después del Chino, el Inglés y el Español, esta lengua, que en un principio puede extrañarse, esconde un aprendizaje lógico, claro y llevadero, bajo el punto de vista experto.

Los programas de master subvencionados facilitan el acercamiento a los distintos idiomas, tanto para personas desempleadas como para el sector trabajador.

Fotos

Vídeos