El conductor temerario asegura a la Policía que "estaba jugando al Grand Theft Auto 5"

La policía custodia al detenido /
La policía custodia al detenido

Fuentes consultadas por IDEAL aseguran que la intención del joven era “atropellar” a cualquier persona que se cruzara en su camino

FRAN GAVILÁN

El conductor temerario, D. J. L. A. y de 22 años, que esta mañana ha sido detenido por la Policía Nacional tras recorrer dos kilómetros con total desprecio hacia la vida de los demás y atropellar a tres ciclistas después de invadir el carril-bici que conduce hacia la Universidad de Almería, ha declarado ante los agentes de la Policía Nacional que estaba emulando al clásico videojuego 'Gran Theft Auto 5'. Así ha sido confirmado a IDEAL por fuentes policiales, quienes han indicado que la intención del detenido era atropellar a todas las personas que se pusieran en su camino.

Cabe recordar que los hechos ocurrieron en torno a las 12.40 horas de este sábado. A esa hora la Sala del 091 de la Comisaría Provincial de Almería recibió numerosas llamadas de particulares que alertaban sobre un vehículo que se circulaba a toda velocidad por la avenida Cabo de Gata de la capital. Los testigos aseguraron que un todoterreno blanco, marca Mitsubishi y modelo Crossover, cuyo único ocupante era D. J. L. A., llegó alcanzar más de 100 kilómetros por hora en una vía limitada a 50 km/h. Pero no sólo fue el exceso de velocidad lo que llamó la atención de los transeúntes, sino que el joven de 22 años, «con total desprecio hacia los demás», invadió en «diversos momentos» los dos carriles contrarios de la gran avenida que cruza la barriada capitalina de El Zapillo.

En esta maniobra temeraria, el joven de 22 años colisionó con vehículos que iban en marcha y también con una decena de turismos que se encontraban estacionados en dicha calle. Sin embargo, estas colisiones no le impidieron continuar su cruzada e incluso no tuvo ningún problema para colisionar contra un autobús de línea que se encontró en su camino antes de tomar la carretera que conduce a la sede de la UAL en La Cañada.

Según ha podido saber IDEAL, D. J. L. A. estuvo a punto de atropellar a dos peatones que se encontraban a la altura del Centro Zoosanitario de Almería. Ya en ese momento, apenas cinco minutos después de acceder a la avenida Cabo de Gata, numerosas patrullas de la Policía Nacional y la Policía Local le seguían los talones tras haber sido guiados por la Sala del 091, a tenor de las indicaciones que estaban dando los testigos de los hechos.

No obstante, D. J. L. A. tuvo tiempo para invadir el carril-bici situado entre la desembocadura del río Andarax y la UAL, donde atropelló «a propósito» a tres jóvenes que circulaban con sus respectivas bicicletas. Gracias al azar, los ciclistas resultaron heridos leves, aunque uno de ellos, de 25 años de edad, tuvo que ser trasladado al Hospital de Torrecárdenas. Tal y como señalaron algunos testigos, el conductor «pretendía atropellar a todo aquel que se cruzara por su camino».

La casualidad hizo que el vehículo del joven de 22 años se parara unos metros después del atropello. Y consciente de que estaba en el punto de mira de los policías, D. J. L. A. decidió correr hacia la playa y lanzarse al mar. Dos agentes de la brigada de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional se lanzaron al agua y lograron darle alcance, aunque el ahora detenido los recibió con «patadas y puñetazos» ante de ser esposado.

El joven fue detenido y conducido a la Comisaría Provincial de Almería. En unos días tendrá que rendir cuentas a un juez por ser el presunto autor de sendos delitos de lesiones, contra la seguridad vial y por atentado a un agente de la autoridad.